¿Qué buscas?

jueves, 12 de abril de 2007

YO TAMBIEN SOY BRIDGET

Creo que la literatura inglesa ha hecho mucho daño a la humanidad. Desde Jane Austen que se empeño en hacernos creer que lo bonito es llevar corsé y casarse con terratenientes ricos y maravillosos hasta la diabólica obra de Helen Fielding que nos ha hecho comprender que ser una treinteañera soltera es ser guay… Claro, siempre que se salga con un clon de Colin Firth.

Yo he tenido momentos Bridget, de hecho todas los hemos tenido si somos sinceras. Una vez un compañero de trabajo me dijo que se había acordado de mi cuando escucho All By Myself, lo dijo como si fuera un orgullo y no tuvo problemas en describirme gráficamente como en la película agarrada a una botella de vodka fantaseando con ser devorada por perros. (Gracias Pelayo pero va a ser que paso)

Bridget es una tía singular, una fracasada con estilo, rellenita (adicta a las dietas de un minuto y a darse a los cigarrillos y al alcohol cuando recae), insegura, divertida, con padres megaprotectores y con ganas de hacerse valer, torpe, despistada, amiga de los líos, una cocinera dudosa (aunque aun no tengo la receta de la sopa azul), se deja atraer por los menos adecuados y aun así lo lleva con estilo. No voy a reconocer en cuantos puntos me siento como ella en este párrafo porque los que me conocen saben que son demasiados para hacerlos públicos.

Compartimos muchas cosas:

El amor por el Southwark, pasear por los puentes de Londres y las pintas en los Pubs. Ha demostrado que tener una faja no es motivo de vergüenza, se dedica al periodismo (con un éxito dudoso). Por supuesto el punto mas parecido es el amor por los hombres sin camisa o en su defecto con camisas mojadas.

La gracia de Bridget es que a pesar de todas sus cualidades ocultas y su montón de medias virtudes acaba encontrando a un hombre magnifico, guapo, rico, divertido y “que la quiere tal y como es”.

O lo que es mas inquietante si cabe, en un determinado momento tiene a dos hombres a cual mas guapo y atractivo pegándose por ella (aunque uno fuera por estar en la cama con ella y el otro por amor verdadero yo me apunto igualmente)

Bien, esperamos profundamente que su ejemplo nos invada y pronto aparezca un señor Darcy porque la verdad es que las esperanzas de las solteras están en sus manos…

Go Bridget, Go!

4 comentarios:

  1. Hahha ya va a llegar, ojo al elejir entre los Daniels y los Marks
    Suerte!
    Rod.-

    ResponderEliminar
  2. Si en cuentro un señor Darcy adecuado para ti, lo secuestraré y lo meteré en una maleta y lo facturo directamente a tu casa. es un trato!

    ResponderEliminar
  3. ¿Pero Jeane Austen no defendia el amor?
    No tengo mucha idea sobre ella, pero, por lo poco que he visto en las pelis de ella, la pintan como una feminista que defiende el amor ante todo..
    Nose....

    ResponderEliminar
  4. Hola. Un placer verte de nuevo por aquí.

    Primero te voy a dar un consejillo. Si no has leido a Jane Austen , cosa que con catorce años es bastante normal, los de Hollywood te lo han puesto muy facil: La Joven Jane Austen es tu película. Eso sí, tomala como una adpatación libre de un capitulo muy concreto de su vida. Entenderás cuales eran las aspiraciones de Jane que a pesar de ser feminista y creer en el amor era un mujer práctica y que murió soltera y muy joven.

    Su mejor obra. al menos a mi me lo parece, Orgullo y Prejuicio, se basa en estos hechos y es además el transfondo de esta adaptación moderna que es en realidad Bridget Jones (y si qieres profundizar te aconsejo que te fijes en la serie de la BBC como su autora donde entenderás el personaje de Mark Darcy a la perfección)

    Y bueno, como decía efectivamente la idea de que "Jane Austen que se empeño en hacernos creer que lo bonito es llevar corsé y casarse con terratenientes ricos y maravillosos" es bastante acertada, pero por eso es un clásico.

    ResponderEliminar

INSTAGRAM

Publicidad

Lo mejor de lo mejor

Estoy en

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *