¿Qué buscas?

miércoles, 29 de agosto de 2007

CREEPY, CREEPY . SANT MICHAN’S CHURCH

Permitidme saltar el orden lógico (y cronológico) de los post a continuación en función de las necesidades narrativas para llevaros hoy a Sant Michan, una cuca iglesia muy cercana al “hostal” donde me hospedaba en Dublín. Debido a las prisas y los horarios irlandeses no pudimos entrar a su interior donde se puede ver el órgano donde dicen que Handel compuso el Messiah así que debo regresar para verificar que sigue allí y no lo han movido ( ¿Suena convincente la excusa?) .

Pero a parte de este dato histórico hay otra razón por la que Sant Michan's es una de las iglesias más visitadas de Dublín. Se trata de la miniexcursión a las criptas donde gracias al clima los cuerpos que se enterraron allí han quedado momificados. Tras el pago de la entrada tu Guía (para hacernos una idea visual pensemos en un inquietante y cojo señor extravagante y gritón) después de preguntarte por tu equipo de futbol te explica esencialmente a quien corresponde cada cripta y el por qué de la ausencia de manos, piernas, etc. (no voy a destripar las historias que le quita emoción al tema). Te enseñan dos de las cámaras por las que accedes casi sentado y con riesgo físico para aquellos a los que Dios nos ha dotado de alguna altura.

La momia estrella es El Cruzado. El menda perdió un dedo de hacer la salvajada de tocarle la mano para que diese suerte. Cómo lo de asaltar tumbas, ver muertos y tocar cosas repugnantes siempre me ha inspirado cuando el hombrecillo guía dijo que nos dejaba tuve la absoluta necesidad de hacerlo. El cruzado estaba al fondo de la habitación y como últimamente estoy la mar de patosa sólo recé por no caerme sobre los fiambres de cientos de años de antigüedad. La mano era dura como una piedra. Por un momento pensé en clavar la uña a ver cómo de dura estaría la capa exterior pero luego me acordé del Guardián de la Cripta, miré la cara del Cruzado y opté por dejarlo correr no fuera a ser que me jodiese la suerte porque todo el mundo sabe no soy muy supersticiosa (al menos no tanto como Rocío) pero tampoco es cuestión de tentar y organizar algún conflicto por profanación de cuerpos en el extranjero.

Pues bien, como se supone que el fiambre daba suerte hoy he ido a comprar lotería para hoy y para el viernes cogiendo religiosamente los cupones con la mano con la que toqué a mi amiga la momia. Si alguno sale ganador Rocío tendrá que regresar a tocar al bicho ya que aunque uno tenga amor no viene mal un poco de ayuda de ultratumba con la cuenta bancaria.


Tip: Las visitas son guiadas así que es mejor llegar antes de las 4.30 o cierran la puerta.

Para un poco más de historia os aconsejo estos links :


The Mummies of St. Michan's
Waking the Dead: The Mummies of Saint Michan's Church, Dublin

4 comentarios:

  1. Al contrario de lo que piensan algunos, yo no soy supersticiosa... es sólo que al igual que los cuerpos se conservan tan bien allá abajo, las enfermedades que los mataron o estaban albergadas en sus cuerppos también se conservan en perfecto estado... o no recuerdas lo que nos dijeron en el cementerio? :P

    Aviso a Bea: haz que tu hermana se lave las manos antes de comer, por Dios... esta obsesión con cementerios y criptas que tiene no puede ser buena... :S

    ResponderEliminar
  2. Vale, no he acertado NI UN NÚMERO!!!!

    Si no mejora el viernes reniego de mi momia.

    ResponderEliminar
  3. Menos mal Ana, que en esta ocasión no rompiste nada, porque yo tengo grabado en la mente a ti rompiendo un pedazo histórico de Verona.

    ResponderEliminar
  4. Para los que dudaron... NO, no soy rica.

    ResponderEliminar

INSTAGRAM

Publicidad

Lo mejor de lo mejor

Estoy en

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *