¿Qué buscas?

sábado, 3 de mayo de 2008

LAS SERIES QUE VIENEN (O NO): MEN IN TREES

En mi avance lento pero seguro en las series americanas de éxito que nunca llegan a estrenarse “comercialmente” en España me detengo ahora en otro consejo de la inclasificable Maria. He tardado en ponerme a ella porque nunca en toda la parte descriptiva del contenido se mencionó la palabra, o mejor aún, se adjuntó foto de James Tupper (a las pruebas me remito) hecho que hubiera acelerado el visionado varios meses.

Olvidemos todo lo que se ha escrito porque lo más cómodo y rápido es decir que es una serie como “Doctor en Alaska” pero para mujeres. Men in Trees es en realidad es una comedia dramática con un solo punto en común con la anterior, el lugar donde transcurre.

Marin es una escritora de éxito de libros de autoayuda para solteras que se gana la vida dando conferencias sobre el tema y vendiendo libros como rosquillas. En uno de sus viajes a un pueblecito perdido descubre que su futuro marido está liado con una de sus “amigas” y decide cortar por lo sano, con él, con su estilo de vida y con la ciudad de Nueva York quedándose a vivir en Elmo, Alaska, una zona costera donde el índice de hombres por metro cuadrado es bastante interesante.

Obviamente el personaje de Jack, biólogo marino, y carpintero aficionado (es que no puedo borrar de mis retinas a ese hombre sudoroso lijando el kayak) será el contrapunto romántico de Anne Heche en su aventura en la nieve en esta serie emitida por la ABC.

Datos frikis de este actor bastante desconocido hasta la fecha (y que se vio fugazmente en How I Meet Your Mother) en su tiempo libre disfruta de la carpintería (lo que da más viveza a esa imagen del kayak) y de la ornitología. Una vez finalizado el instituto, vivió en una granja cafetera en África oriental y estudió swahili (no coments).

El único problema, y es algo meramente personal, es que cada vez que veo a Anne Heche me acuerdo de su periplo lésbico festivo con Ellen DeGeneres. La cosa es que la Revista Entertainment Tonight ha publicado que las escenas de deseo de la pantalla catódica han pasado a la vida real, otra vez la dichosa realidad interfiriendo en los sueños eróticos de las pobres telespectadoras...

A pesar de esta terrible decepción las dos temporadas emitidas (o en proceso) hasta el momento son bastante aconsejables si perteneces al género femenino.

1 comentario:

  1. Yo lo he visto algunos días, y no sabes lo que llegue a reirme el día del capitulo de la mofeta...

    ResponderEliminar

INSTAGRAM

Publicidad

Lo mejor de lo mejor

Estoy en

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *