¿Qué buscas?

lunes, 16 de junio de 2008

MOVISTAR. CONOCE A LA SEÑORITA SATANÁS

Puede que sea la única persona en el país que aún tiene un móvil prepago pero a pesar de que sea auténticamente Kitsch tenemos aún nuestros derechos.

La cuestión es que hace un par de semanas recibí un SMS del servicio de atención al cliente diciendo que hasta finales de junio si recargaba entre semana podía disfrutar de llamadas gratis a otros usuarios de Movistar durante el fin de semana. Normalmente automáticamente te informan del alta de la promoción, cosa que no sucedió por lo que llamé al servicio de atención telefónica 609 y me indicaron que no había problema, la recarga había sido registrada y estaba pendiente de activar la promoción.

El sábado por la mañana efectué dos llamadas y cual fue mi sorpresa al ver que mi saldo había bajado. De nuevo me vi llamando al 609 donde expliqué la situación a una señorita que me escuchó y tras tenerme diez minutos “haciendo comprobaciones” me dijo que mi número no estaba activado con esa promoción. En este momento le conté la operación de comprobación que había realizado el día anterior solicitándole que revisara sus datos porque tenía derecho a llamar gratis y por tanto a que me devolvieran el importe cobrado.

Aquí es la parte en la que la amable señorita empezó a convertirse en Satanás. Me dijo que no tenía ningún mensaje informativo ya que mi número no podía tener la promoción.

- Señorita, le puedo decir la fecha y hora exacta y leerle l mensaje porque lo tengo aquí delante.

- Le he dicho que no tiene derecho a la promoción y nadie le va a devolver el dinero.

- Yo quiero hablar con alguien que me solucione este problema porque tengo derecho y no me satisface la explicación que usted me está dando.

- ¿Quiere hacer alguna otra consulta?

- Si, quiero que me expliquen porque mi promoción no está activa.

- Ya le he dicho diez veces que no tiene derecho.

- Y yo le repetiré diez veces más que si lo tengo y quiero una solución, si no me la puede dar páseme con alguien que pueda hacerlo.

Tras dos minutos en los que Satanás empezó a gritar y casi a llamarme mentirosa sin que me dejase explicarle que tenía que constar la incidencia del día anterior en su base de datos porque había apuntado el número de llamada la buena mujer empezó a reírse en mi cara a lo que le solicité su nombre de empleada. Esa fue la gota que colmó el vaso que se zanjó con:

- Si no tiene ninguna consulta más voy a tener que liberar la línea. Buenas tardes.

Y me colgó mientras le gritaba desde el otro lado: “¡¡¡SI, QUIERO QUE ME PASE CON ALGUIEN QUE SEPA SOLUCIONARLO!!!”. Ya con el teléfono emitiendo el pitido de fin de llamada le dediqué palabras malsonantes en tres lenguas diferentes y nada educadas.

Ni corta ni perezosa me coloqué ante el ordenador y escribí al servicio de atención al cliente un email explicando los términos de mi reclamación, los pasos y números de las llamadas y por supuesto el número y el nombre de la señorita Satanás.

En el plazo de 48 horas recibí una llamada del servicio de promociones diciendo que habían tenido un error en la base y que efectivamente estaba en mi derecho de realizar las llamadas así como de recibir el reintegro de estas.

Aquí es cuando empezaron a salirme rabo y cuernos a mí.

- Se lo agradezco mucho, pero en realidad a parte de este error que amablemente me ha solucionado el problema es que en Atención al Cliente me trataron muy mal.

Para mis sorpresa la primera pregunta que me hizo fue “¿Era un extranjero?”. Partiendo de la base de que la educación es igual independientemente del país la respuesta era negativa, Señorita Satanás era de este país. Así que no pudiendo ampararse en eso me preguntó si quería elevar algún tipo de queja.

- Pues si, la señorita ROCIO MARQUEZ, me llamó mentirosa, me trató con desdeño y me colgó el teléfono. Un comportamiento que me parece impropio de alguien que trabaja en atención al público. Además no me dejó explicarle los hechos y me interrumpía constantemente. Fue una situación muy desagradable.

La chica del otro lado se quedó muda. “¿En serio?” preguntó. Si, de hecho tengo aquí apuntado el número de llamada por si quiere comprobarlo usted misma. Tuve la bondad de añadir. “En ese caso debo tomar nota de lo que me está contando para prodecer a informar al servicio de personal de esta infracción y le pido disculpas por todas las molestias causadas.”

Al final ¿quién tenía razón Señorita Satanás?

Ahora viene la parte informativa. De las seis llamadas realizadas nadie se puso en contacto conmigo, así que si llamas a atención al cliente y no te satisface te animo a que escribas un correo ya que tiene obligación de contestarte en un plazo máximo.

Y ahora viene la parte del karma. Si llamas a atención al cliente y te atiende ROCIO MARQUEZ hazme el inmenso honor de mandarla a la porra y colgarle el teléfono de mi parte, eso en el caso de que siga trabajando en Movistar, suceso que sería altamente improbable en una compañía seria. Ella se lo debió pasar bomba colgándome pero yo pienso dejar su nombre en Internet para que hasta sus nietos puedan ver lo educadita que era su abuela.

6 comentarios:

  1. Jajaja!!
    ¡Que bueno!
    Madre mia, espero que si la hayan despedido

    ResponderEliminar
  2. Pero si habia un error en la base, la chica no tenia culpa. A ella no le salia que la promocion estaba activa!!!! Y si no tenias otra consulta que hacer, tenia que liberar la linea!! Por eso colgo!! Por ayudar a la demas gente!!!!

    Rocio Marquez

    ;-Þ

    (Por eso yo siempre voy a quejarme a la tienda y les doy por saco cara a cara. Asi no pueden colgarme el telefono y dejarme escupiendo veneno por mi linda boquita.Fybie)

    ResponderEliminar
  3. Jajajaja, me meooooooo, yo algo así hice el otro día en el carrefour... pero ya se solucionó... por cierto, algunas, señoritas cajeras del carrefour tienen la educación y los buenos modales en la punta de la media de sus uniformes.

    Que grande eres...

    ResponderEliminar
  4. Cómo conseguiste al final el nombre de la chica?

    ResponderEliminar
  5. Hice trampas, lo apunté desde el principio...

    ResponderEliminar
  6. Vale que no tuviera la culpa la chica, pero las cosas se pueden decir de otro modo, y si trabaja en atención al cliente, tendrían que tener un minimo de respeto

    ResponderEliminar

INSTAGRAM

Publicidad

Lo mejor de lo mejor

Estoy en

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *