¿Qué buscas?

lunes, 28 de julio de 2008

MOROS Y CRISTIANOS

Hay muchas fiestas de Moros y Cristianos por todo Levante pero si hay una especialmente brillante esa es la de Villajoyosa, pionera en el Desembarco y con uno de los mejores programas de festejos, no en vano fue declarada Fiesta de Interés nacional a pesar de no torturar ningún animal en el proceso festivo. La fiesta se inicia el día 24 y termina con las celebraciones de Santa Marta, patrona de La Vila, ya en agosto.


El día 24 se realiza un desfile llamado Desfile informal.
En teoría es una presentación de las peñas que celebrarán las fiestas pero en realidad es una excusa para dar el pistoletazo de salida a las fiestas alcohólicas. En este desfile las peñas desfilan con el uniforme “de sport” y está invitado todo aquel que lo desee preferiblemente llevando la “indumentaria oficial”: camiseta vieja y blanca. Blanca es casi una obligación, vieja es una lección personal pero dado que la gracia consiste en que te hagan jirones la ropa es bastante aconsejable. No es raro que acabes ese día en alguna peña, invitado oficialmente por aquellos que más destrozo causaron en tu ropa.

Aquellos que sean huérfanos de padre y madre, es decir, que no tengan peña, no deben preocuparse. Para eso se inventó la figura del rey moro y el rey cristiano. Dicen que son los jefes del cotarro pero en realidad son los ricos del pueblo. En sus peñas la bebida (cerveza y refrescos) son gratis para todos. La música corre de mano de las orquestas y normalmente consiste en grandes éxitos del verano de 1995 y Paquito el Chocolatero. Es bastante habitual acabar con alguna lesión de Pelvis al intentar seguir el ritmo de los nativos vileros.

El día 25 empiezan los desfiles. Primero el Moro, es más vistoso y tienes que tener bastante aguante ya que su duración es de aproximadamente cinco horas. Una sucesión de vistosos trajes moros y de jovenzuelos y no tan jovenzuelos en diversos estados de embriaguez. Es posible sentarse, previo pago, o estar sentado en tu propia silla si eres previsor, lo más normal es verlo de pie. Tras el desfile petardos, cohetes y más fiesta en las peñas. El día 26 desfilan los Cristianos. Algo más modositos y con algunos trajes más propios de los bárbaros que de las tropas españolas pero igualmente vistoso.

Ambos días es normal ver en la playa por las mañanas algún desubicado que duerme en la arena. Y por consiguiente cascos de botella y demás pertenencias que suelen dejar abandonadas. No es una catástrofe pero es un mal menor.

Si has llegado hasta aquí con vida ¡Felicidades! Muchos valientes muy preparados lo intentaron y fracasaron en el intento. Pero aún queda lo mejor. El plato fuerte es el día 27. La tarde se dedica a los trabucazos en el asalto entre piratas y contrabandistas. No apto para personas con intolerancia a os ruidos fuertes. La pólvora se reserva para este evento que se realiza normalmente en el paseo marítimo. Y por supuesto El Desembarco, los moros toman los barcos a eso de las cuatro y media de la mañana y fingen batalla naval una horita o así, después se dirigen a la orilla para tomar el castillo. Es bastante ameno ver como algunos de ellos desembarcan en la playa sin poder con su alma. La playa se llena de gente para ver el espectáculo y luego vamos como rebaños a valor a por el chocolate con churros. Las colas son mortales y suelen darlo para llevar. Es parte de la fiesta así que hay que armarse de paciencia para comprar el delicioso desayuno. Hay muchos bares que también lo sirven, y casualmente es siempre Valor así que no desesperes.

Un día durará el reinado moro ya que Santa Marta intercederá por la tarde y tras una batalla (que depende de las fuerzas restantes) los cristianos volverán a tener el castillo. A partir de aquí la fiesta deja de ser de dominio de los jóvenes comenzando la festividad de Santa Marta con misas y concursos de paella que suele agradar más a los adultos pero las peñas seguirán sirviendo por lo menos tres días de refugio para el veraneante y el vilero medio.

Muy digna y divertida fiesta para todo aquel que quiera darse un paseo por uno de los pueblos más interesantes de la costa alicantina.

1 comentario:

  1. Y que aun no me hayas invitado a Vilajoyosa... Con lo que a mi me gusta el chocolate!

    Lo de la polvora me gusta menos. Que mania tienen de tirar petardos los levantinos.

    Estoy de vacaciones hasta el 27 de agosto, no es para que te mueras de la envidia, que tambien. Yo lo cuelo a la minima que puedo. Es por si quereis venir a visitarme. Ahora ya no teneis que subir 4 pisos.
    Quedais formalemente invitadas. Maria tu tambien. Isa, tu ya se que trabajas, pero te extiendo la invitacion igualmente.

    Me voy a desayunar, que has hecho que coja hambre. ESTARAS CONTENTA!

    Fybie

    ResponderEliminar

INSTAGRAM

Publicidad

Lo mejor de lo mejor

Estoy en

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *