¿Qué buscas?

miércoles, 11 de febrero de 2009

ESPECIAL SPAMALOT: FERNANDO GIL

Mira, hace mucho que no escribía una cartita de amor… No es sano perder las buenas costumbres.


Querido Fernando.

No puedo creer que no hayamos coincidido espacio tiempo hasta ahora. ¡Si estábamos predeterminados a encontrarnos! Tú entrabas en Noche Hache, yo me iba del país, que salías en La Sexta, yo no tenía la antena orientada. Que te pasabas al cine, pues elegías una película que protagonizaba Mar Flores, algo que entenderás está en contra de mi religión…

Pero eso sí. Ahora voy a solventar todos estos desplantes públicamente y pienso visionar tus escenas de cura (con lo que me ponen los alzacuellos) en El Club de los Suicidas hasta la saciedad.

Es que eso de aparecer en Los Serrano o en Hospital Central sólo para evitarme es muy feo. ¿Podrás perdonar que no vea series españolas algún día? Si, estoy segura que sí, después de todo eres fan de Los informáticos y con los Monty Phyton ya llevas una larga relación, comprenderás mis inquietudes televisivas.

Entonando el Mea Culpa me he bajado toda la temporada 1 de La Tira (aunque debo confesarte que sólo presto atención cuando salen los porteros porque el resto, uf, el resto me da pereza chico). En realidad soy una inconsciente, ya ves.

Como parte de la redención sepa usted que he conseguido recapitular la larga trayectoria de cortos propios y ajenos para disfrute de los sentidos, aunque me disgusta el hecho de que aparezca con demasiada ropa en casi todos ellos (entiéndase demasiada ropa cualquier prenda más a parte de la interior). Espero que trabajes en mejorar en este punto.

Me alegro mucho de que el Señor Idle coincida con mi criterio, cuando pasó por Barcelona dijo que se rió mucho con tu “salida del armario” y cito: “Me gustó mucho el actor (Fernando Gil). Curiosamente, en los distintos montajes de Spamalot el actor que hace de Lancelot es el más fuerte y masculino.”. Ummm, fuerte y masculino, ñami… Aunque después de ver tus pulmones como francés provocador no quiero saber las posibles aplicaciones de esa pedorreta eterna... Mierda, ya me he ido por las ramas de nuevo.

Me gustaría en todo caso decirte que quizás malinterpretaras mis palabras del otro día a la salida del teatro.

Cuando dije:

- Nos has encantado, eres fantástico.

En realidad quería decir:

- ¡Um, qué alto!. Estás como un queso, ¡déjame tocarte el culo!

Es que a veces tengo lapsus y confundo las frases, ¿sabes?

¡Y que con lo que me gusta el teatro me perdiera tu Zorrilla... ¡La vida es injusta!

¿Has visto que patillas tan monas llevabas? Ya lo estoy viendo, con esos pantalones ajustadetes y la espadita,... ¡Mala me pongo!

Aunque más doloroso es haber dejado pasar la posibilidad de ver "carne" en tu anterior incursión a los Phyton.

Si vuelves a enseñar culete, por favor, espero tengas a bien hacérmelo saber con tiemp para poder coger primera fila.
Muchas gracias.

En todo caso me despido con pesar en el corazón porque contra más éxito tengas en Barcelona más tiempo se demorará tu regreso a la capital.


Enteramente tuya (en todos los sentidos de la expresión).


ANA

4 comentarios:

  1. Jo, qué mala suerte que justo ahora que te he traido ese jamón que tanto exigías saques este post... En fin, siempre lo pueden agradecer en el Centro de Huerfanitos Bigotudos Nicaragüenses que tengo al lado de casa...

    ResponderEliminar
  2. Hay que trabajar con este tema. ¿Reclamas que te toquemos el culo? ¿¡¡No te da vergüenza!!? Como dibujo animado felizmente emparejado no puedes chantajear a la gente con embutidos varios.

    ResponderEliminar
  3. Lo conozco bastante y lo que tiene de buen actor lo tiene de mala persona y de creído.... pero anda, tu sueña, ke es gratis....

    ResponderEliminar
  4. ¡Vaya! Enton es sólo me vale por su cuerpo. ¡Tendré que sacrificarme! :P

    ResponderEliminar

INSTAGRAM

Publicidad

Lo mejor de lo mejor

Estoy en

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *