¿Qué buscas?

lunes, 30 de marzo de 2009

LUGARES CURIOSOS DE PARIS: CEMENTERIO DE PERE LACHAISE

No es la primera vez que dedicamos unas líneas a cementerios (o en su defecto a loalizaciones con muchos fiambres) porque son unos lugares que me parecen muy curiosos.

El camposanto de Père-Lachaise es uno de los cementerios más visitados del mundo y sin duda goza de ser el más famoso en su género (cementerios monumentales) por eso es muy normal ver a turistas con sus mapas “cazando tumbas” de sus ilustres ocupantes.

Se inauguró a principios del siglo XIX con el objetivo de reemplazar los antiguos cementerios ya en desuso (los que quedaban después de mover tanto hueso).

La cuestión es que a los parisinos no les gustó mucho este nuevo cementerio porque la idea de ser enterrados a las afueras de Paris no era de su agrado, la solución fue realizar el trasvase de algunos de los ilustres cadáveres que estaban en otros cementerios para que consideraran lo suficientemente pijo el descansar con sus nuevos vecinos muertos. Esta costumbre parisina de mover los cadáveres me está resultando curiosa y la mar de preocupante, por cierto.

El Cementerio de Père Lachaise es famoso por hospedar tumbas de muchos personajes relevantes de todos los tiempos. Dividámoslos por temática para darle un poco de emoción.



Músicos y cantantes:

Chopin, Bizet, Maria Callas, Edith Piaf, y por supuesto la mítica tumba de Jim Morrison y paseando (fuera de mapa y en plan amarillista) encontramos la tumba de Marie Tritignant.

Se puede decir que las tumbas no son muy espectaculares y algunas, como la de Morrison, se encuentran bastante escondidas (e incluso mal posicionadas en el mapa).


Novelistas, poetas, escritores y dramaturgos:


Apollinaire, Balzac, Colette, Moliere, Proust, u Oscar Wilde, siendo sin duda la última tumba la más destacada por sus anécdotas y el curioso estado en que se haya.

La misma fue diseñada por Jacob Epstein y se encuentra mutilada. La mole de mármol representa un modernista ángel que ha perdido sus atributos. Parece ser que los consideraron inapropiados y el director del cementerio ordenó la “modificación” de la escultura, de ese modo los genitales pasaron a desempeñar la función de pisapapeles en sus oficinas. Ahora los visitantes, pese a los carteles pidiendo el respeto por la estructura muestran su aprecio estampando besos de carmín a lo largo de toda la tumba.


Pintores:


Delacroix y Modigliani.

Mis mitos:

Georges Méliès, para mi el verdadero inventor del cine de ficción y de efectos especiales.

Sin este hombre no tendría ocio ni hobie de ningún tipo y todos iríamos a ver documentales de la 2 a las salas.

¡Un genio!


Los mitos de Bea:

Bea estaba emocionada porque quería enseñarnos su gran desubrimiento: un “comunista con una tumba escrita en español”.

Y llegamos y era el “casi desconocido” Largo Caballero cuyos restos se trasladaron a Madrid pero donde conservan la lápida original.

Por supuesto aún nos estamos riendo de su despiste.


Una vez más el parque-cementerio es concebido como un lugar al aire libre donde se puede ir a pasear y no sólo como un lugar de reposo eterno como sucede en España. Para todos los sádicos que disfrutan tanto como yo de visitas de este tipo el Père-Lachaise es una visita fundamental para “cazar” más tumbas ilustres.

2 comentarios:

  1. Chica, desaparezco una semana y nos inundas tu ciberespacio con fiambres y de tó... Veo que te lo pasaste bien en París!

    Un besote!!

    ResponderEliminar
  2. Me he cruzado contigo, estaba leyendo tu estancia Mallorquina :P

    ResponderEliminar

INSTAGRAM

Publicidad

Lo mejor de lo mejor

Estoy en

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *