¿Qué buscas?

jueves, 14 de mayo de 2009

OBJETIVO 7. PARTICIPAR EN UNA PELEA. CUMPLIDO

Siiiiii, lo sé, tenía mi lista muy abandonada pero es que la vida ha sido un poco rutinaria últimamente. Pero me he puesto manos a la obra y no contenta con cumplir el objetivo encima lo he mejorado. No sólo he participado en una pelea, ¡¡La he provocado!! Pero no una pelea de esas de la tele, una de verdad en la que no hay porrazos, básicamente uno se pone pesado, el otro le atiza y … bueno, mejor lo cuento entero.

Normalmente sabes cuando asistes a un evento que tiene todas las papeletas para acabar a porrazo limpio: un concierto independiente lleno de borrachos, una manifestación macarra, el primer día de rebajas del Corte Inglés o el lanzamiento del último libro de Harry Potter. Hay lugares donde claramente te arriesgas a recibir una galleta sin motivo aparente. Pero en la lista de “entornos conflictivos” nunca hubiera puesto un concierto de Il Divo.

Desde el instante en que entramos sabíamos que la cosa no pintaba bien. Y eso que para haber cobrado tuvo mucha más gracia el concierto de Madrid donde Sonia intentó explicar a una fan borracha que el programa que vendían era una mierda autentica y que Urs era muy feo. Pues bien los hechos delictivos acontecieron en el concierto de Paris.

Llegamos algo tarde por un fallo técnico de cálculo, pero nunca tanto como los franceses. Para los que no lo sepan a parte del resto de virtudes que adornan a los parisinos estos son tremendamente impuntuales por lo que el show empezó con casi una hora de retraso, cosa que no impidió que aún así una hora y media después de la hora de inicio estuvieran entrando personas todavía (básicamente la hora a la que debía acabr el concierto). Por eso incluso tuvimos que esperar en el raquítico auditorio (como una cuarta parte que el palacio de los Deportes) tiempo más que de sobra para analizar a nuestro compañero de asiento. Un sesentón con coleta (peinado que horrorizaría al mismísimo Llongueras) y una verruga como la de Enrique Iglesias que acompañaba a su esposa. No dudo que el mosqueo por ver el concierto ya venía de casa porque nada más que escuchó que hablábamos en otro idioma se dedicó a chiscarnos para que nos callásemos con bastante poca cortesía. Ruegos que obviamente nos pasamos por el forro de la ropa interior. ¡Sólo faltaba!

No es raro encontrar que los estirados capitalinos odien a los españoles, pero como el sentimiento es mutuo no me preocupa en exceso. Muy irritado pasó casi todo el concierto mirándonos fijamente con odio profundo. En el citado recital el miembro español del grupo confesó que no hablaba ni papa de francés y que había dos opciones para que siguiera hablando: hacerlo en inglés o en español. Claro, a una le salen los colores y viendo el rebote que llevábamos con los groseros franceses nos pareció un golpe la mar de gracioso y le animamos a continuar en nuestro idioma. ¡Con dos cojones oye! Ir a otro país y no aprender ni media frase para quedar bien, así se hace. Desde ese día Carlos Marín ha sido declarado el Santo de los Españoles Puteados en Francia. Huelga decir que no le hizo mucha gracia el arranque patriótico al tipo del peinado de los sesenta.

La cosa trascurrió con cierta calma hasta que al final del show, cuando apagan las luces, muy gentilmente nos levantamos para poder bajar a la zona del escenario para los bises. Como en todos los conciertos del cuarteto en esta parte la gente se acerca y ellos firman autografos, saludan y demás. Así que con calma, parsimonia y respeto pedimos permiso para salir.

En ese momento el tipo decidió ponerse a empujar en plan psicópata a Bea justo cuando pasaba por delante suyo. El empujón fue estratégicamente dirigido hacia su culo con sendas manos provocando que para no caer sobre los asientos de delante tuviera que hacer malabares ya que la butaca le quedaba a la altura de las rodillas y podía caer en picado de la grada. Atónita y viendo la saña del menda hice lo que todo ser humano hubiera hecho:

¡Le arreé una colleja con mano abierta que casi le saltan los dientes!

Ante el porrazo, que sonó a hueco, su mujer miró intrigada ajena al sobe de culo de su señor esposo. En ese momento con los ojos inyectados en sangre me puse a gritar improperios en mi propia lengua a grito pelado llamandole desde “Hijo pu%$& estirado” a “gabacho de mierda” todo ello con el consiguiente riesgo de represalias. El tipo, acojonado, levantó las manos a la altura de la cara para protegerse de futuros golpes con pinta de terror. En estas Bea consiguió erguirse y darse la vuelta y comenzó la misma retahíla de insultos pero, esta vez, en su idioma original. La mujer del individuo miraba un poco alucinada mientras pasamos ambas delante de él gritando improperios y dispuestas a romperle los dientes en caso de que se opusiera a dejarnos pasar.

Cuando acabó el concierto nos dimos la vuelta para buscar al tipo pero salió corriendo, espero que por miedo a que las salvajes españolas le agrediesen de nuevo. Hizo bien, no me hubiera gustado acabar en comisaría por agresión en un concierto pijo. ¡Una tiene una reputación coñe!

Pues bien, esta es la historia completa de por qué la violencia no siempre es mala.

Pues eso ¡Objetivo cumplido!

12 comentarios:

  1. jajajajjajajajajaa aaai ana es que me encantan tus historias!!! te leo mucho que lo sepas, me gusta mucho tu blog y con esto del concierto me has matado de la risa!!! jajajajajajjajajaa, cuando vuelva a paris quiero ir contigooo por favooor jajajaja.

    oyeees al final vas al concierto de ligabue en barcelona!??

    por ciertoo hace ya casi dos fines de semana estuve en madrid y el primer sitio que fui a visitar fue el grazie mille!!! es que dodne este un italiano alla que me voy!! que lo habia leuido aqui en tu blog y me apunte el lugar para cuando volviera a madrid ir alli y chicaaaa no veas que bien me lo pase alli!! ooh es que oir a hablar aun italiano y se me cae la baba jejejej no lo puedo eviotar! el camarero estaba bastante bien y otro italiano que andaba por ahi joder ni te cuento jajajajaja!, beuno chica nos vemos por aqui o por el grazie mille o en algun concierto del liga! besazos niña! saludos desde el norte!. cynthia!

    ResponderEliminar
  2. Yo lo de pelearme en un concierto lo consegui en uno en Madrid, recuerdas??? y encima después a la tia me la encontré un par de veces más de las que fui y me adoraba, quería ser "amigüita" mia y todo...

    Pero donde este dar una colleja a lo Bud Spencer a un Gabacho es la leche!!! Aunque yo a la mia la raspe el brazo de arriba abajo, sangraba y encima la decia que como volviese a empujar o rozarme de nuevo por mi santa madre que se comia la valla...

    La próxima vez que te pase dale una más fuerte de mi parte (sobre todo si es gabacho)

    ResponderEliminar
  3. Hola Cynthia.

    Precisamente esta semana iba a escribirta para decirte que te envidio profundamente y espero qeu me hagas un buen resumne del concierto y que pienses mucho en mí cuando cante Piccola Stela... Desafortunadamente al final no voy a BCN. Hace varias semanas qeu se agotaron als entradas, En España somos lo más XD

    Tenía pensado ir a otro pero no he cuadrado agenda y me pierdo el de Londres por un día. ¡Con lo que hubiese molado ir al Koko! Peroooo, no hay mal qeu cien años dure y seguro qeu al próximo nos vemos as caras.

    El martes como premio de consolación voy al de Tiromancio que tampoco está mal. Es benefico y donan todo a las victimas de los terremotos. ¡Por una buena causa!

    eso sí, me parece fatal que vengas por Madrid y no avises. dos puntos menos. Pero me encanta que disfrutaras del bar.

    Isa. Pegar franceses es un hobbie que debería ser considerado una profesión. He recordado tu anecdota con lágrimas de emoción en los ojos. ¡Qué buenos tiempos!

    ResponderEliminar
  4. Ostras, tú, mejor no te vuelvo a invitar a Willy Fog no se te vaya a cruzar un cable y te encalomes al escenario a linchar a Rigodón, jejejejejej!

    Un besote loca!

    ResponderEliminar
  5. PD: yo vi a Il Divo aquí en el Palacio de los Deportes y no tuve la suerte de pegarme con nadie pero reconozco que la organización era un poco pésima también...

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué fuerte! vas a los mismos conciertos que yo y no me lo dices... Eso es hacerme el vacío!!

    ResponderEliminar
  7. Siempre supe que eras una mala influencia.

    Recuerdo claramente esa tarde en Donington Park donde me obligaste a trepar una pared para presenciar el podio de mi futuro marido.

    No contenta con hacerme saltar el muro, y como yo solita no podía, me dejaste en manos de un italiano degenerado que, para alzarme, utilizó como propulsor toda la superficie de su mano...en mi culo, claro está. NO VESSSS!!?? a Bea le tocan el culo y vos te agarrás a ostias, pero ¿dónde estaban tus dotes de guardaespaldas esa tarde cuando A MI ME LO TOCARON?????

    (Ya recuerdo dónde estabas...saltando el alambrado de periodistas para torturar a los presentes con tus alaridos de "DAAANNNIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIHHAAHHH!" Hay que ver, una que intenta ser una muchacha "bien".

    v.

    PD: Si vamos a contar historias de peleas con piñas, yo tengo un par en mi haber...la mayoría referentes al fútbol (o no) en la cancha de Boca :)

    Valentina Rossi

    ResponderEliminar
  8. anaaa no me digas que es porque te quedaste sin entrada?? niñaaa a mi me sobraaa unaaaaa!!!! si la quieres escribeme ok?? Y ASI NOS EMOCIONAMOS LAS DOS CON PICCOLA STELLA que a mi tambien me encanta esa cacnionn!!!! besinooos anaa!!.

    cynthia

    ResponderEliminar
  9. aah y nme fui a madrid porque vino ricardoo arjona en concierto y solo fui pa ese dia y con la cantidad de gente que habia quedao no me dio tiempo a maas y me quede sin hablar con mas gente que quiera . pero ya le dije a mi amiga que me iba a bajar un finde exclusivamente a disfrutar de madrid y de su gente asi que nos veremos pronto eh!! en el grazie mille puede ser?? jajajajajja aaiis amo a los italioanos no se me nota verdad¿?¿?¿ jijijiii besooos ana! no me lo tengas en cuenta mujeeer!!!, sorry!! cynthia!

    ResponderEliminar
  10. Mierda. Valeria me delata como una psicopata trepamuros gritona... ¿No habíamos quedado en que lo dejaríamos entre nosotras? XD.

    Además todos sabemos qeu aquel empujon culero fue por tu propio bien.

    Por cierto, este mito sobre que todos los que vienen conmigo acaban con tocamientos en lugares p´`ublicos seguro que mejora notablemente mi reputación.


    Cyn! No, si es que al final me voy a celebrar mi cumple a London así qeu no estaré en España para el concierto. Tendré que superarlo, me da rabia peroooo, ¡¡¡seguro qeu vuelve!!! Al próximo no hay excusa. ¡Prometido!

    Y ya sabes, si te pasas por Madrid y te animas será un placer llevarte a la "zona italiana".

    ResponderEliminar
  11. Ai Ani hhahaha te has vuelto loca!!! Que gracioso, sobre todo el tipo tapandose la cara hahha..
    Ahora, perdon mi falta de español pero,
    ¡Le arreé una colleja con mano abierta que casi le saltan los dientes!

    Suena a algo raro por aca, asi que mejor aclaramelo, hahha.

    Te mando un abrazo mi querida. Si pasas por el blog veras una buena noticia, espero tus propuestas eh.

    Abrazo!!! Y ya quedan poco objetivos, no?

    ResponderEliminar
  12. Colleja: Tortazo con la mano abierta propinado en la nuca del individuo.

    ¡Qué buena noticia guapo!

    ResponderEliminar

INSTAGRAM

Publicidad

Lo mejor de lo mejor

Estoy en

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *