¿Qué buscas?

jueves, 21 de mayo de 2009

PEDRO RUY-BLAS Y LAURA SIMÓ EN LAS NOCHES DEL ESPAÑOL

Somos todavía unos pocos los que recordamos a uno de los pocos músicos que pueden fardar de ser de los privilegiados mitos del musical desde hace décadas. Allá cuando la Gran Vía no tenía tanto neón y se atrevieron a estrenar Jesucristo Superstar el, por aquel entonces, mozalbete Ruy-Blas era el temido judas con sus tonos imposibles en los escenarios. Después fue el mítico Jean Valjean y le siguieron muchos papeles en obras de diverso calado que necesitaban de la presencia de un tipo que actuara y cantara como lo hace este caballero.

Ahora presenta un espectáculo diferente. No porque sea distinto a lo que hace usualmente, es porque muchos sólo lo habíamos disfrutado en el escenario del teatro y no en sus bolos como cantante de Jazz. Por eso su participación en Las Noches del Español era una oportunidad única para descubrir este proyecto con una increíble orquesta en directo de 33 miembros.

Como invitada especial a este “Sueño Inmaterial” Laura Simó intenta dar el toque moderno del que un clásico como el enjuto Ruy-Blas no tiene así desgranan un repertorio variado con muchos temas propios y otros míticos.

En el escenario derrochan amistad y colegueo. Y eso siempre se nota ante un público fiel como el de los dos artistas, aunque también minoritario. Por eso para contrarrestar el concepto de concierto del público español recurren a poner en cada canción mucho de su personalidad, su humor y su forma de ser haciendo un espectáculo original.

¿Qué puedo decir yo? Bueno, que vocalmente el señor Ruy-Blas ha perdido algo, o puede que no esté en su mejor momento aunque ha habido momentos sobrados , casi siempre de la mano de temas de musicales. Que hubo momentos en que el espíritu Raphael, Tom Jones o Carlos Marín (misma escuela, mismo vicio) hacían mella o que nunca hemos visto a un hombre adulto más contento con una pandereta. Que la selección musical ha sido rara. Irregular. Hemos escuchado temas en español, wachu wachu ( pretendía ser inglés), brasi-wachu , y el más preocupante cata-wachu. Lo cual quiere decir que los neoyorkinos y suizos se lo van a pasar bomba descifrando este repertorio y los catalanes pueden tener problemas para conciliar el sueño en este aspecto.

Entre las canciones Kissing a Fool de George Michael fue memorable, I am what I am de Una Jaula de grillos desatada, o Black is black algo surrealista.

Harán parada y sosta en el Palau de la Música el 16 de junio si alguien se anima. Si te pilla lejos siempre puedes ir a Nueva York el 28 de junio o esperar a Zurich el 18 de septiembre.

2 comentarios:

  1. Estuve en el concierto del Teatro Español que ofrecieron Laura Simó y Pedro Ruy-Blas.
    No recuerdo, y soy muy aficionado a la música, en especial al jazz, durante muchos años,que dos cantantes en este país hayan logrado un espectáculo tan redondo, tan bien interpretado y con un acompañamiento tan impresionante. La orquesta, los arreglos, la dirección de Amargós,las voces de los intérpretes, sencillamente, un hermoso concierto.
    No estoy para nada de acuerdo con lo de que cantaran inglés waka waka o como quién escribe la crítica pretende hacernos creer. La pronunciación de Laura Simó y Pedro Ruy-Blas cantando en inglés
    es perfecta. Y la canción que cantaron en catalán también. No creo que se le puedan poner peros a Laura Simó por su forma de cantar en catalán, teniendo en cuenta que es de Barcelona y el sr. Ruy-Blas, pronunció los versos de Joan Manuel Serrat mas que aceptablemente.
    Pretender comparar al sr. Ruy-Blas con Raphael, Tom Jones o el tal Marín, que creo es ese del Divo, es sencillamente una estupidez que denota cierta pobreza de criterio y un poco de mala uva hacia un artista que jamás ha seguido esos patrones. Le he visto cantar en numerosas ocasiones en clubs de jazz y teatros y puedo asegurar que Pedro Ruy-Blas es único.
    Laura Simó es una cantante extraordinaria, de afinación fuera de lo común, y el color de su voz es bellísimo. No es demasiado conocida en Madrid, pero su concierto en el Español, será sin dudarlo su entrada aquí por la puerta grande.
    ¡¡Bravo por la pareja!!

    ResponderEliminar
  2. Overhere, por aquello de usar los juegos ingeniosos de palabras, tenemos un problema de concepción. Primero porque si del texto usted entiende que el concierto no me gustó está muy equivocado, relea el mismo caballero y se dará cuenta de que no ha captado la esencia, segundo porque el wachu wachu estuvo muy presente y a pesar de que Ruy - Blas ha sido y siempre será el mejor cantantes de musicales de nuestro país no tiene una pronunciación muy correcta ni de inglés, ni de catalán. Lo intenta pero no la tiene. ¿Eso quita merito a su voz? No, pero me hace especial gracia ver cómo alguna canción se volvía incomprensible. Y cuidado que n me he metido a comentar lo que me parece que la artista invitada se comunicase en caste-wachu... que eso tiene telita.

    No le banneo el comentario porque quiero que regrese a pedir disculpas al señor Raphael que es un grande de nuestra canción y no consiento que se le menosprecie en este espacio (sin ironía) y Tom Jones es igual de grande y a veces también ha cantado wachu wachu. Marín , si, ese mismo, compartió cartel en el mejor musical de Ruy Blas, lo que haya hecho después a mí me la trae al pairo y además me resulta altamente divertido. Usted sabrá mucho de jazz pero de música popular poco.

    Por cierto, a mi el jazz no me gusta. Bueno, no es del todo cierto, me gustan las improvisaciones y el jazz sucio italiano. Seguiré afirmando que el mejor momento fue la canción de Una Jaula de Grillos aunque venga el mismo Papa a discutírmelo porque a mí me gusta el musical y de eso también hubo mucho, y el cabaret señor mío consiste en reírse un poco de las cosas como lo hicieron esa noche en el Español sobre las tablas, lo cual se agradeció mucho y si lo hubiera puesto en marcha incluso puede que usted hubiera entrado en el juego.

    Y relea caballero que no recuerdo haber dicho una palabra negativa de Simó porque:

    1. No la conocía de nada
    2. Me sorprendió gratamente
    3. Sin su gracia no hubiese tenido ninguna química el show.
    4. Reconozco su valía en varias partes del texto y sobretodo me centro en la vida y milagros del señor Ruy-Blas ya que era el principal aliciente de asistir al recital como ya he indicado repetidas veces en el texto.




    ¡Ah!
    ¡Raphael forever! ¡Amos hombre!

    ResponderEliminar

INSTAGRAM

Publicidad

Lo mejor de lo mejor

Estoy en

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *