¿Qué buscas?

domingo, 5 de julio de 2009

ANNIE LEIBOVITZ, LA FOTOGRAFA DEL GLAMOUR

Muchos se habrán preguntado por la cabecera que luce el blog en este momento. Una pareja besándose en un glamuroso entorno mientras se divisa la cúpula del Vaticano a lo lejos. La foto en cuestión es de la fotógrafa Annie Leibovitz y la realizó para el calendario 2009 de Lavazza donde retrató para cada mes su personal interpretación de la cultura italiana.

Este año por la puesta en marcha de PhotoEspaña han inaugurado una impresionante exposición en Madrid recogiendo 200 de sus fotografías que recogen su vida personal, familiar y profesional.

La muestra se expone en la Sala Alcalá 31 y es totalmente gratuita, además es sorprendente pero por primera vez en mi vida debo decir que para acceder a la citada sala es necesario hacer cola (moderada, eso sí) por lo que la fascinación por la fotógrafa es algo muy extendido.

La exposición es algo especial, su concepción es ligeramente diferente a lo que e estamos acostumbrados. Leibovitz ha tomado instantáneas tan famosas como Yōko Ono y John Lennon desnudo abrazándola en al cama, la portada de Vanity Fair de Demi Moore embarazada, la polémica sesión con bronca de la reina Isabel II del Reino Unido en un salón del Palacio de Buckingham, la presentación en sociedad de la hija de Tom Cruise, las imágenes de Australia o las fotos de Miley Cyrus medio desnuda que molestaron tanto a Disney por la edad de la jovencita (15 años).

La fotógrafa americana se ha convertido en todo un referente gracias a sus trabajos para Vanity Fair o Rolling Stones y es conocida por ser la “fotógrafa de los famosos”, precisamente por eso esta exposición es interesante.

En ella no sólo aparecen algunas de sus míticas fotografías, además deja una ventana par conocer detalles de su vida personal y familiar. Muchas fotografías privadas demuestran el calor de su familia o su capacidad para captar momentos humanos como reportera de guerra e incluso paisajista.

Sin duda ayuda mucho a hacerse una composición bastante certera de su modo de ver la vida y entender el amor ya que dedica una sección especialmente larga y conmovedora a la que fue su compañera sentimental durante 16 años inmortalizando su deterioro por culpa de un cáncer.

Estas fotografías son capaces pro su fuerza de contar su historia de amor sin necesidad de palabras. Reconozco que desconocía la vida personal de Leibovitz pero tras varias tomas en blanco y negro de Susan Sontag, es bastante obvio el amor que existía entre ellas, igual cariño el que dedica a los retratos del deterioro de su padre en las mismas condiciones.

Después de pasar unas horas con una de las mejores fotógrafas del mundo dan ganas de tirar las cámaras digitales y apuntarse a un curso de fotografía en condiciones para encontrar un solo disparo que pudiera ser medianamente decente.

La exposición se puede visitar hasta el 6 de septiembre.

2 comentarios:

  1. Las fotos me encantaron, pero la organización de la exposición no me permitió disfrutarla al máximo... Me parece curioso que tú la vieras de un modo tan positivo.

    Estupendo blog.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. La organización no me parció mal. La única pega es que los muy miserables me echaron media hora antes de la hora de cierre pero por lo dema´s disfruté bastante de toda ella, especialmente el pasillo con todas las fotos que componen el libro.

    ResponderEliminar

INSTAGRAM

Publicidad

Lo mejor de lo mejor

Estoy en

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *