¿Qué buscas?

sábado, 3 de marzo de 2012

A salto de móvil: Máquinas de café sinceras

Ejercicio de reflexión. ¿Cuantas veces estando fuera de casa has visto una máquina expendedora de café que por un precio más o menos aceptable te promete la ingesta de cafeína necesaria en hospitales, centros comerciales, o tétricos tanatorios? Y en un momento de debilidad has echado la moneda recibiendo un combinado de polvos y agua con sabor incierto que ya, de perdidos al río, has degustado con un poco de tirria.

A los cinco minutos el efecto laxante de semejante café te ha dado lugar a una nueva experiencia gastrointestinal que te ha llevado directamente al baño. ¿Te suena esta narración?

Al menos en esta ocasión el propietario ha sido sincero en algo: Atención a las bebidas que puedes compara: No esté con limón, es "bebida al gusto de té al limon" con su ausencia deliberada sólo de algunos acentos para despistar aún más. Y mi favorita sin duda es "bebida al gusto de leche manchada dulce" sólo leerlo me da un poco de grimita.

Para la próxima de verdad ya que estamos puestos le pediría al propietario que incluya en las descripciones lo de los efectos laxantes y que una de cada tres veces se come el dinero. Entonces ya sería la máquina más sincera del mundo después de las básculas de las farmacias.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

INSTAGRAM

Publicidad

Lo mejor de lo mejor

Estoy en

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *