¿Qué buscas?

domingo, 29 de septiembre de 2013

Las mami nazis

Tengo que reconocer que todas las madres son en algún aspecto un poco nazis. Hay una parcela de verdad suprema en al menos uno de sus comportamientos que suele ser su talón de Aquiles en cuanto a sus retoños. Unas quieren darle el pecho hasta que cumplan los 15 años, otras que duerman en su cama e incluso hay muchas que intentan educarlos en casa en exclusiva.

 Todas estas opciones son buenas para esas madres. De forma que nadie debería meterse en su modo de crianza, lo compartan o no. Por desgracia muchas consideran que no dar el pecho es ser Satanás, llevarles a la guarde de bebés es como ir al matadero o no portear es el mayor error de tu vida.

Yo tengo un punto también de mami nazi. Ninguno de los temas anteriores me  afectan especialmente. El colecho me da igual, el modo de vida y el trabajo son bases fundamentales para que un niño tenga que ir a la guarde o con los abuelos. Porteo sólo cuando me es más cómodo y por supuesto si el niño está bien alimentado me da igual como lo hayan hecho.

Mis temas candentes en los que como ellas no me apeo del burro son algo más brutos. Sin aquellos que consideró que realmente son comportamiento peligrosos para los niños y para los demás. Cosas que deberían estar prohibidas e incluso penadas por ley. El primero de ellos es el tema de las vacunas. Que un calendario de vacunación sea obligatorio y se decida no seguirlo no sólo pone en peligro la vida de tu bebé, también es un riesgo para la salud de otros niños. Las estadísticas indican que ha aumentado la no vacunación y con ello la reaparición de enfermedades que estaban prácticamente erradicadas en el primer, y casi en le tercer, mundo.

Lo siento, si tu niño no se vacuna y le dejas lisiado de polio para toda la vida puede caer sobre tu conciencia. Pero si tu niño coge una enfermedad vírica contagiosa pone en peligro a más gente. Y ya me puedes argumentar lo que quieras que los pros ganaran siempre a los contras.

El otro tema es mucho más trivial y me hizo protagonizar una polémica diatriba vía Twitter. Se trata de las correas de bebé. El tío que inventó y comercializó ese gadget para niños es un sádico.

Primero voy a exponer los comentarios que surgieron vía Twitter y después los motivos por los que no los considero válidos. 

1.- Una mamá mejicana dijo que era muy útil para ir a lugares concurridos porque en su país roban niños.

En mi país no roban niños. Roban bolsos. Con un tironcito te dejan sin blanca, aunque los hay que prefieren usar navajas para cortarlo, o directamente te tiran de las cadenas sin bajarse de la moto mientras esperas a cruzar. Es decir, objetivamente El Niño esta más desprotegido cuanto más lejos del cuerpo se encuentre. No veo en la correa ningún elemento disuasorio para el robo.

2.- cada uno tiene sus circunstancias y su entorno.

Un niño atado es un niño atado. Intentando llegar a imaginar un entorno o circunstancias no he sido capaz de imaginar ningún idílico entorno en que sea razonable ese uso.

He llegado a ponerme en la piel de un pobre progenitor de mellizos o trillizos casi andantes y la agonía de dar un paseo. Puedo comprender que lo intente aunque seguramente llegará a la conclusión de que no es lo más seguro del mundo, sobre todo vigilando más de un niño.

Ahora expongo, no juzgo a las madres o padres que lo han comprado. Considero que son modas y en algunos lugares son muy populares. Igual que casi nadie portea en ciudades pequeñas el poder de verlo puede convencerte de que es buena idea.

Recordemos que el primer sitio que implantó este sistema de en Norteamérica donde esta demora contratar a paseadores de perro. Año de fijación tienen con las correas... No, no me meto con los padres. Me meto con el que decidió crearlo y con las consecuencias fatales que puede tener su uso incluso con el máximo cuidado. 

Atropellos en todas sus vertientes (bicis, monopatines, patines, motos, coches...), enganchones, caídas, arrollamientos en casos de aglomeraciones, posibilidad de golpes,... Y eso sin tener en cuenta descuidos de verdad, despistes con la falsa seguridad de que el niño está controlado.

Lo siento, como dije al principio soy una mami nazi. Cada cual tiene sus cosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

INSTAGRAM

Publicidad

Lo mejor de lo mejor

Estoy en

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *