¿Qué buscas?

jueves, 19 de diciembre de 2013

Las pelusilla del suelo

Tengo muchas y muy variadas teorías sobre las pelusillas del suelo de mi casa. Mis pelusillas no son normales. Son esponjosas y acolchadas, nada de pelos y polvo, es una especie de pelusa negra que se va juntando saliendo de ninguna parte y se convierte en bolitas como sacadas de Mi Vecino Totoro.

Da igual cuantas veces limpies, las pelotas salen en cuanto te das la vuelta. Como sus amigas tradicionales pero estas son más molestas aún ya que si se te ocurre usar el elemento líquido para erradicarlas se convierten en churros negros que se expanden por el suelo y de difícil neutralización.

Al principio lo llevábamos con dignidad. Como es un piso nuevo pensábamos que era polvo de obra. Ahora las teorías son más evolucionadas. Yo creo firmemente que en esta casa han llevado a cabo algún ritual en su construcción y ahora está poseída por espíritus de polvo. Si no no es normal que levantes sofá, camas, muebles y cuando termines de limpiar ya estén de nuevo allí, agazapadas y multiplicándose exponencialmente cada segundo.

Como la solución no pasa por limpiar más, cosa harto complicado, creo que puede ser hacer un exorcismo a la casa para que el malvado duende de la pelusa de la puerta se vaya. Y si no es un duende es un diablo, pero desde luego algo satánico es porque no es ni medio normal.

Voy a neutralizar el último grupúsculo pelotudo que me mira con desdén desde detrás de la puerta. ¡Os mantengo informados!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

INSTAGRAM

Publicidad

Lo mejor de lo mejor

Estoy en

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *