¿Qué buscas?

miércoles, 2 de abril de 2014

Preparando el cumple del Enano (Chapter 4): El regalo

Lo de regalar a un bebé es un petardo. Quieres comprarle algo especial que recuerde con cariño toda su vida pero no eres consciente de que su cerebro no llegará tan lejos como su ansia por destruir y, sea lo que sea lo que hayas comprado, al final lo único que quedará será la foto monísima de ese juguete, ese artilugio o esa ropa tan mona que atesorarás tú, y sólo tú porque a él le importará un cuerno.

Así que yo, para ser igual que el resto también quería regalarle algo que le durase, conservase, tuviera cariño y... quién sabe, le diese alguna vez a su hijo (que por supuesto también se llamará como él, sólo faltaba).

Desde el primer momento sabía que quería una lámina personalizada y además tenía muy claro a quién encargársela por muchos motivos. El primero es que todos y cada uno de los trabajos que he visto hasta ahora suyos me han parecido sumamente adorables, entrañables y muy personales. Sus dibujos son de esos que te dan ganas de achuchar los mofletes al papel. La elegida para la lámina fue Fina la Endorfina de Dibujando Voy.

Soy lectora asidua de su blog pero creo que hasta el email del encargo no habíamos cruzado palabra “virtual”. Desde el primer momento fue un encanto, me fiaba mucho de lo que iba a hacer así que le di un par de ideas, y luego la torturé con un par de cambios como debe hacer una buena madre pesada.

Debo reconocer que la idea de la lámina migró enseguida a poder llevar esa imagen dulce y angelical al blog de Enano. Y como a todo el que se lo comenté le parecía divino completamos el pedido con una cabecera preciosísima que ahora decora su “diario de a bordo” y la verdad es que al final ha quedado taaaan cuco que no me puedo quejar de nada.

Además con la excusa me sirvió para darme un paseo y desvirtualizar a, voy a ser sincera, a cachocarne, que era al que quería conocer... Las cosas como son.

Y ahora os diréis... Vaya, si has cambiado este espacio también... Pues si. La verdad es que no estaba planeado pero haciendo los botoncitos para las redes sociales me veía taaaaan mona en el avatar que me puse a maquinar un cambio de imagen para este espacio (creo que es el quinto desde que nació en 2007. Lo bueno es que me gusta tanto que no creo que lo mueva mucho.

1 comentario:

  1. Se confirman mis sospechas, ya sabía yo que te importaba un huevo mi persona... Solo querías mis dibujos y conocer al gordo, usease, cachocarneconojos, jajajajaja
    La verdad es que es un recuerdo foreva :P
    Besotes y... ¡No te queda naaa!

    ResponderEliminar

INSTAGRAM

Publicidad

Lo mejor de lo mejor

Estoy en

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *