Decoración

Cinco consejos para ser una mamá super organizada

viernes, marzo 16, 2018

Ahora que estás en la dulce espera, tienes tiempo para organizar el espacio de tu hogar para la llegada de tu pequeño. Hoy en día, los padres cuentan con innumerables objetos y muebles de diseño infantil, para que las tareas siempre resulten más sencillas.  Con estos consejos te ayudaremos a ser una mamá super organizada.


 

Cómo organizar tu vida a partir de la llegada del bebé


Cuando recibas a tu pequeño en tu hogar, empezarás a desarrollar habilidades que hasta el momento pasaban desapercibidas para ti. Descubrirás que puedes ser una mamá "pulpo", capaz de transformas sus dos brazos en siete, para realizar dos o tres tareas al mismo tiempo. Te convertirás en una heroína, capaz de tranquilizar a tu bebé cuando nadie más puede hacerlo. Pero la organización es importante, para que tu salud, tanto física como mental, no se vea sobrepasada.

Por eso hoy, con ayuda de Livingo España hemos elaborado cinco tips para organizar nuestra vida cuando recibimos a nuestro bebé.

1. Elige muebles infantiles que te ayuden a organizarte


El orden es importante para poder optimizar nuestros tiempos y el de nuestro pequeño. Selecciona muebles para la habitación del bebé que te permitan organizar su ropa y accesorios. Hoy existen innumerables alternativas, como por ejemplo, los armarios estanterías con numerosos casilleros, decorados con motivos infantiles muy cuidados.

2. Distrae a tu pequeño mientras realizas otras tareas en el hogar


Tu bebé es tu mayor tesoro, pero el mundo no se detiene mientras lo contemplas y observas los pequeños cambios que se suceden día a día en su crecimiento. Las mantas de juego y gimnasio de actividades, son aliadas indiscutibles cuando precisas tiempo para realizar otro tipo de tareas, e incluso, cuando necesitas tomarte un respiro para ti. Este tipo de juguetes están diseñados para estimular a tu pequeño, mientras descubre formas, sonidos y colores.

3. Encuentra un lugar tranquilo para amamantar a tu pequeño


La lactancia es una de las experiencias más maravillosas de la maternidad. Es ese momento especial donde te conectas con tu pequeño de otra manera. La Academia Americana de Pediatría recomienda prolongar el amamantamiento por lo menos hasta el primer año de vida del niño, ya que afianza su seguridad emocional, disminuye los riesgos de desnutrición infantil y le estarás dando a tu hijo lo mejor de ti. Una mecedora es una buena opción donde puedes sentarte para perderte en la mirada de tu bebé mientras lo alimentas.

4. Un ayuda memoria nunca está de más


Entre los cambios en tu rutina, las visitas al pediatra y los familiares que se acercan para conocer al bebé, es imposible que recuerdes todo. Anotar en una pizarra de vinilo o de corcho todas aquellas cuestiones importantes tanto para ti como para el bebé será muy útil.

5. Ten confianza en ti misma


No importa cuántas veces te sientas sobrepasada, cuántas veces pienses que no podrás con las responsabilidades de este nuevo desafío que es la maternidad. Todo lo que necesitas es conectar con ese pequeño ser, que llevaste durante nueve meses en tu interior, y que reconoce tu voz, incluso desde antes de haber nacido.

Además, aún una super mamá es merecedora de un descanso. Al final del día, cuando tu bebé ya se haya dormido, cuelga el traje de super heroína y tómate un baño relajante, mientras tu pareja te efectúa unos merecidos masajes.


Te gustará

0 Comentarios Constructivos

Publicidad