¿Qué buscas?

viernes, 9 de marzo de 2007

LA PESTE NEGRA

Son voraces y actúan en bandas. Son organizadas y peligrosas. Necesitan mucha agua y les encantan los cereales.

Antes en St. John’s Way teníamos otra plaga. Gabachos que devoraban nuestra comida. Ahora parece que han dado paso a nuevos roedores, esta vez roedores de verdad.

El ratón o rata caseros (del latín mus musculus) es un problema muy común. Dicen que hay una rata por cada habitante, sobre todo en lugares con ríos. Y Londres tiene un río muy tocho. Así que era cuestión de tiempo que a través del jardín algún bichejo se metiese en la cocina o lo que es mejor en las vigas de la fascinante casa victoriana donde hay mucho cerdo que deja mierda a mano que puedan comerse.

Sonia me informó vía Mail y vía SMS de que teníamos “posiblemente ratas”. Obviamente como persona okupa que soy cundió el pánico. ¡A ver quien tiene los huevos de dormir en el sueño y amanecer mirando a los ojos a Stuart Little.!

Los ratoncitos del metro son una cosa pero las ratas de Londres están acostumbradas a sobrevivir a los ataques e zorros así que posiblemente puedan comerse a un humano mientras duerme. Recordemos que entre su currículum está extender la peste negra por toda Europa.

Esperemos que dado que es la única habitación sin calefacción y posiblemente la única que no huele a estercolero encuentren mejor lugar en los cuartos colindantes y que no tenga que hacer un post sobre la captura del roedor. ¡Qué asco!

4 comentarios:

  1. oig, mira... que rica ella bebiendo su pinta de Guinness...

    Y tu, cuando vas a hacer lo mismo con nosotros?? ;)

    ResponderEliminar
  2. He perdido la cuenta. Hasta el momento 4 ratones han encontrado la muerte, encontrado y escogido porque si ellos no se han querido despegar del pegamento que les hemos puesto no es culpa mía.
    El lunes apareció otro, el quinto, y esta mañana faltaba una de las trampas así que se puede pensar que también se quedó pegado, pero puede que sea el mismo que ha visto Ana esta mañana. Ya está tan paranoica como yo, ve sombras que se mueven, sólo le falta escuchar ruiditos.

    ResponderEliminar
  3. Es ilegal cazar con pegamentos o colas. Me parece algo tremendo hacer sufrir de esta manera a esos pobres animales. Capturadlos y echadlos fuera, mandadlos lejos, pero no sois nadie para quitarles la vida. ¿Qué os habéis creído?

    NO ES ninguna broma.

    ResponderEliminar
  4. Aquí el ecologismo llega incluso a la protección de las ratas. Claro, como se nota que no convives con ellas simpático. En UK no es ilegal dar caza y muerte a estos bichos y como tal actuamos en consecuencia. sólo espero que no te enteraras de loq ue hicimos con las abejas... eso sí dañaría tu sensibilidad.

    ResponderEliminar

INSTAGRAM

Publicidad

Lo mejor de lo mejor

Estoy en

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *