¿Qué buscas?

domingo, 15 de julio de 2007

OBJETIVO 3 Y 4. INTENTAR TOCAR UN CUADRO EN UN MUSEO / HACER ALGO QUE MEREZCA SALIR EN UN LIBRO. CUMPLIDOS

Allá por el 2005 me llegó una cadena de correo con un PowerPoint muy impresionante. Eran fotos de un tipo que hacía dibujos en el suelo que parecían montajes fotográficos de lo currados que estaban. De hecho el menda cobraba por hacer esas obras a modo de publicidad para importantes compañías a lo largo y ancho del mundo.

Tan impactada quedé que me planteé que si alguna vez pisaba mi país debía ir a verlo con mis propios y agnósticos ojos... Eso pasó hace unos días, la primera visita de Julian a Madrid para hacer un dibujo patrocinado por una marca de champú. Una oportunidad única que no podía dejar escapar.

Julian Beever es todo un artista sólo que es algo parecido al deshollinador de Mery Poppins, su obra está en el suelo y sus herramientas son tiza y mucha paciencia. Muchos pueden pensar que eso lo ves en el Retiro cada domingo pero la obra de este pintor inglés es mucho más complicada que eso. Usa una técnica llamada anamorfosis (nada que ver con que se haya inspirado en mi...) que crea una ilusión óptica dando la impresión de perspectiva y por tanto de tres dimensiones.

¿Suena a chino? Pues para eso está el video y las fotos. No sabía cual de las obras poner así que en medio del video del El País he colocado las que más me gustan para que os hagáis a la idea.




Desde cualquier ángulo la obra son simples trazos en el suelo, no se ve nada de nada pero en un punto concreto el dibujo parece ser real. Una vez habiendo visto su obra doy fe de que es impresionante, si parece a simple vista real cuando sacas la foto es aún más autentico. Usualmente colocar una persona dentro del dibujo da aún mayor impresión de tridimensionalidad. (comparad esta foto con la última y lo comprobaréis)

Yo, que soy muy moderna, soy consciente de que en algún momento se reconocerá a Beever como un gran artista de nuestro tiempo y su dibujo de Madrid pasará a la historia. Lo realmente curioso y genial de su arte es que verdaderamente es efímera ya que se borra del suelo para siempre así que en cierta forma esta foto es una obra de arte en sí misma… Es decir que no sólo he tocado un cuadro si no que me he sentado sobre él (Objetivo cumplido y mejorado) y puede que dentro de nada haber estado allí sea digno de contarse a los nietos o aparecer al lado de Warhol en un libro.



2 comentarios:

INSTAGRAM

Publicidad

Lo mejor de lo mejor

Estoy en

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *