¿Qué buscas?

domingo, 17 de mayo de 2009

EUROVISION 2009

Hola amiguitos y amiguitas Eurovisivos, de nuevo. Este año desde Rusia y con Soraya hemos conseguido quedar en la escalofriante posición veinticuatro. No, no me refiero a cantar tarde (los últimos) si no a la escalofriante penúltima posición salvados de lo más bajo de la tabla sólo gracias a los votos de Andorra.


Bueno, estaremos pendientes de si la extremeña regresa a su país o se queda por allí por miedo a las represalias y analizaremos una gala que otro año más ha sido un poco sosa. Eso sí, para evitar somnolencia sólo pienso hacer hincapié en las canciones “realmente güenas” de tremenda cita anual.

El primero en cantar fue el lituano, después de meditar mucho sobre el motivo por el que han enviado a un clon feo de Justin Timberlake opté por dejarlo ya que Israel, que prefirió el rollo integrador tampoco me pareció muy emocionante.


El quinto concursante. Croacia. ¡Te amo! Perdón, me he emocionado. Pero ha sido transitorio. Ya se me ha pasado.

Octavo. Grecia. ¡Te quiero! Perdón.

Sarkis, ¡Quitate la camisa!.
Perdón, es la medicación.

Me he vuelto a emocionar pero es que es ver un pantalón blanco y…

Los decimosextos en salir: Dinamarca.

Mi favorito (quitando el rollo sexual, claro) al menos así momentáneamente. Que una tiene sus momentos.

Alemania, inmediatamente después, opta por el rollo pin-up de Dita Von Tesse descamisando a un gay con pantalones de lentejuelas.

Raro, raro, raro.

En la posición número veinte sale el ganador, osea, favorito, osea, da lo mismo es como muy mono, ¿no?

Espera. Me recuerda a alguien… ¡Patrick Flueger! Ves, ya no estoy con Dinamarca, soy una chica volátil.

¡Arriba Noruega!


Y después. ¿Qué es esto? Gladiadores despelotados. ¡Mola! Tipos medio en pelotas con coreografías imposibles. ¿Los venden? ¡Quiero uno para mi casa!


Los ingleses, muy correctos llevan la artillería pesada. Ponen al piano a Sir Andrew Lloyd Webber. Ni con esas.

Y después de todo lo visto y poca novedad (sobretodo por la poco impactante intervención de Soraya) creo que es la gala con menos interés de la historia. Nada de incertidumbre, una masacre de puntuación… ¡Un petardo!

Eso sí, al menos Alexander Rybak, el ganador, era de mis favoritos,

¡Enhorabuena guapetón!



PD. Dima Bilan, tú si que molabas.

3 comentarios:

  1. Eurovision cada dia tiene menos secreto y novedad
    Buen blog el tuyo! ;)

    besos

    ResponderEliminar
  2. Al menos este año no hubo votaciones "del este". ¿no? XD

    Bienvenida, pasa cuando quieras.

    ResponderEliminar
  3. Yo escuche y vi la actuación del Noruego hace unos meses, y me gustó mucho... Y por una vez en el festival no me equivoque... jajajaja.

    Ya sabía yo que la actuación de los gladiadores te iba a encantar... la vi en las semifinales y pensé en ti.

    ResponderEliminar

INSTAGRAM

Publicidad

Lo mejor de lo mejor

Estoy en

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *