El pasado 28 de febrero tuvimos una cita muy especial y educativa en la que aprendimos mucho sobre nutrición, sobre salud y sobre hábitos de vida saludables de la mano de la Asociación Española de Matronas y la Asociación de Cerveceros de España que unieron a un nutrido grupo de bloggers de Madresfera para poder difundir un importante mensaje con respecto a la ingesta de alcohol durante dos de los periodos más delicados y bonitos en la vida de una mujer: el embarazo y la lactancia materna.

 
El encuentro tuvo lugar en un espacio muy peculiar, en El Huerto de Lucas, un entorno muy adecuado para los temas a tratar, rodeados de frutas y verduras de temporada en este espacio tan bonito y curioso donde puedes adquirir tus alimentos y consumirlos directamente del mercado a la mesa se realizó una presentación de la mano de tres profesionales que intentaron darnos unas pautas generales sobre salud y al que siguió un showcooking de snacks saludables aptos para embarazadas, para lactantes y bien bañados de cerveza 0,0.

Rosario Sánchez, Matrona de la Asociación Española de Matronas empezó la charla con una serie de información y consejos sobre este tema. En primero lugar se pusieron sobre la mesa una serie de temas que merecen la concienciación de toda la sociedad. Beber está bien visto, en la vida social y en el embarazo. Nadie cuestiona que no debes fumar en estado de gestación, no se le ocurre a nadie discutir sobre si es bueno drogarse cuando esperas un bebé pero seguro que en más de una ocasión estando embarazada te ofrecieron una copa al soniquete de "por una copita de vino no pasa nada" o "con el calor que hace una cervecita con limón te puedes beber". Grandes consejos del tipo "a mi no me pasó nada" o "por una vez no es un problema" y esto se agrava si hay un acontecimiento importante de por medio como navidades, cumpleaños o una boda. En esta sociedad donde el alcohol se ha normalizado tanto es casi luchar contra la corriente intentar mantenerse sin una copa durante y, aún más titánica la tarea de llegar al final de la lactancia esquivando el alcohol que te ponen por delante.

El hecho es que aunque es real el hecho de que no es bueno beber en el embarazo y se ha demostrado que el consumo de alcohol puede generar enfermedades como características faciales anormales en el feto, problemas de corazón, riñones o huesos, crecimiento deficiente y estatura por debajo de la media, trastornos del espectro alcohólico fetal y problemas de movimiento, equilibrio , habla, lenguaje, pensamiento o atención también es usual que no haya nuevos y vistosos estudios porque aunque el 42% de las embarazadas reconocen haber bebido durante el embarazo no ese realiza un seguimiento médico de estas estadísticas y tan solo entre el 2 y 3% de las embarazadas sabe que es un acto que puede ser tan perjudicial así que... ¿Estamos hablando sobre un problema de desinformación por parte de los médicos? Posiblemente si y entonces la solución es fácil y está en manos de todos con la información  y consultando (en caso de que no lo dijeran específicamente) sobre qué hacer y que no durante estos momentos de la vida de los bebés.

Andrea  Calderón es nutricionista y nos explicó, más allá de los requerimientos del cuerpo en estado normal los beneficios de reforzar nutrientes durante el embarazo con alimentación específica y no sólo con suplementos. Además resaltó las deficiencias de las dietas de hoy en día así como los excesos de azúcar en el consumo diario. Además de reforzar en el embarazo no dejó de ofrecer alternativas sanas para también mantener esta dinámica de salud en el periodo de lactancia y arrojó alguna de las cifras que más llamaron la atención de los presentes como que el alcohol tarde en metabolizarse y en salir del cuerpo la friolera de 16 horas tras las cuales ya no pasaría al lactante y sería seguro volver a amamantar. 

Como buena bebedora de cerveza que es la última parte de la intervención vino de la mano de Isabel Cuesta, Una madre molona, periodista y especialista en disciplina positiva que, a pesar de que sabemos que el agua es la bebida mas recomendada, se encargó de hacer la mayor cata de cervezas 0,0 de la historia durante su último embarazo. Bromas a parte la responsabilidad de comunicar de forma comprometida y concienciada sobre temas de salud porque detrás del ordenador hay gente que busca información y ayuda y como altavoz tenemos una responsabilidad sobre la información que trasmitimos.

Hay muchas alternativas para beber, sobre todo fuera de casa, mucho más sanas que los refrescos y que pueden ayudar en un día donde queramos algo más que un vasito de agua. La cerveza SIN alcohol, ojo, solo la que sea 0,0 y sin ninguna traza, puede aportar menos azúcar que cualquier refresco o zumo en caso de antojo.

Y claro, la parte práctica con una sana merienda de Hummus, quinoa, sardinas y kéfir con cereales y fruta de temporada. ¡Un lujo!

Recuerda siempre que él bebe lo que tú bebes mientras esté dentro y durante la lactancia. ¡Sé responsable!

1 Comentarios

  1. A mi nunca me dijeron nada de no beber, de hecho alguna copita social me tomé. Me siento fatal.

    ResponderEliminar