¿Qué buscas?

jueves, 31 de marzo de 2016

Tus Pulseras Luminosas

Me voy a poner en plan abuela cebolletas. Cuando era pequeña a parte de los globos, que era lo más, se extendió la moda de las pulseras luminosas, básicamente eran una especie de tubitos que vendían en las ferias que al doblarlos desprendían luz. La primera vez que lo vi me quedé prendada de ellas, y no paré hasta que en una tarde de circo - concretamente El Circo de Teresa Rabal, no me cuestionéis que seguro que el 80% de vosotros acabasteis visitándolo en su momento. La cosa es que me compraron la pulsera luminosa y fueron horas de satisfacción, primero se doblaba y se agitaba y el gel se repartía por todo el tubo. Y ya está. No había más misterio. Pero era magia. Por aquel entonces se decía que para alargar su uso podías congelar de nuevo el palito y al día siguiente al volver a partirlo volvía a brillar. No recuerdo si eso era fiable pero si soy consciente de haberlo intentado.

La última vez que me dieron una pulsera luminosa estaba en un chiringuito de playa y celebraban "la fiesta de la luz", básicamente cada vez que consumías te daban la pulsera, y allí la gente era mucho más creativa, algunos llevaban autenticas piezas de ingeniería luminosa realizada con las pulseras.

Y ahora, a estas alturas de la película retrocedemos a la tierna infancia. Las pulseras luminosas son a los ojos de los peques lo más parecido a magia del planeta, de hecho cualquier cosa luminiscente, y eso incluye un amplio rango de juguetes, adornos e incluso linternas son juego asegurado.

En casa hemos decidido jugar un poco con las pulseras. Sólo por diversión, porque molan y para saber hasta donde llega la mágia y ¡hemos triunfado! Eso sí, también hemos descubierto que no es nada inteligente llevarlas puestas para jugar al escondite...

Creo que para el cumple del peque vamos a jugar con ellas, a lo mejor soplar las velas con algo menos de oscuridad es también divertido y como regalo triunfan porque ¿cuantas de vosotras tienen prohibido llevar cosas de comer por el cumple de los peques al cole? Y te toca pensar regalos que no se te disparen de presupuesto para una treintena de alumnos, más extraescolares, más colegas, vecinos, conocidos... Pues las pulseras luminosas son una solución genial porque además son la mar de baratas y resultonas. Las puedes comprar por tan sólo 7 euros y llevarte cien. CIEN en http://www.tuspulserasluminosas.com/ . Vamos que hasta se les puede dar a los padres de las criaturas. ¡Yo estoy más que encantada!

 ¿Y usos? Pues si lo del cumple no te convence puedes hacer tu fiesta luminosa en un bar, decorar una fiesta de primavera en tu jardín, marcar una gyncana nocturna para que jueguen los peques, ponerla a mascotas cuando sales por la noche o símplemente por jugar. 

Y además la variedad de productos que brillan en la oscuridades fasciannte: aplaudidores, orejas, gafas, ... ¡¡Hasta cubiertos y vasos de chupitos!!

Una de las cosas que más curiosidad me ha dado después de ver el catálogo completo de TusPulserasLuminosas.com  son las pinturas de color corporales, me parecen de lo más divertido para completar un pintacaras y sorprender a los peques. Me lo apunto para la próxima fiesta temática.

El funcionamiento es inquietantemente sencillo. Igual que als de tu infancia: doblas, agitas y disfrutas de 12 horas de luz (no recordaba que duraran tanto estos cacharros), autonomas, sin pilas y sin generar calor ni frío. Y para que no os preocupéis no son tóxicas y pueden jugar con ellas los peques, auqnue hay un aviso de menores de 3 años por la cuestión de los conectores de plástico para cerrarlas.



¿Te animas a redescubrir juegos de tu infancia con tus peques?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

INSTAGRAM

Publicidad

Lo mejor de lo mejor

Estoy en

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *