¿Qué buscas?

jueves, 12 de mayo de 2016

La importacia de la salud visual en los más peques

Como madre me he planteado dos dudas médicas últimamente. 1: cuando llevar al peque a su primera revisión dental y 2: Si llevarle al oftalmólogo para que le eche un ojo.

Llegamos a los tres años y parece que es una edad adecuada para hacerlo y efectivamente lo es. En un encuentro realizado en El Hospital Nisa Pardo de Aravaca (HNPA) la doctora Amina El Rubaidi, que lidera el equipo oftalmológico y es además especialista en niños nos explicó las dudas más frecuentes con respecto a la salud visual de los peques.Si no habéis tenido que vigilar la vista de los canijos antes porque, por ejemplo sean prematuros, o se detectase algo en el propio nacimiento la edad ideal para hacer un chequeo son los tres añitos.

En primer lugar la capacidad de los ojos no formados de los niños es limitada, como sabemos naces casi ciegos, ven borroso y hasta que no alcanzan varios meses su punto focal es bastante limitado centrándose en cosas que se sitúan extremadamente cerca suyo, por eso las mamis y los papis son su principal referente al tenerlos siempre cerca. Lo cierto es que hasta los 5 o 6 años no podemos decir que los niños vean lo mismo y a la misma distancia que un adulto. Si, aunque tu churumbel encuentre a casi un kilómetro el juguete que le gusta o una chuche no ve igual que tú, cosa que es asombrosa.

 Existen pruebas que determinan con bastante exactitud las dolencias visuales de los peques así que si sospechas que puede tener algún problema de visión no dudes en consultar con un especialista.  
Entre otras muchas cosas aprendimos un poco más de las patologías más comunes de los peques, además de desmitificar algunos datos e incluso noticias que circulan por la red destacando que als que más ciertas parecen son las menos creíbles y las más surrealistas pueden ser muy útiles para un diagnostico temprano.

Algunas os van a dejar con la boca abierta:

De dos padres miopes la estadística de que tu hijo sea miope es solo del 25% 

Las lentillas mágicas: hay dos tipos unas que sacaron que "teóricamente reducen la miopía e incluso la frenan" pero que ha despertado las críticas del colegio de oftalmólogos ya que no hay pruebas de que realmente funciones y otras maravillosas llamadas orto-ky que ejercen presión en el ojo durante la noche y ayudan a bajar las miopías, os preguntareis para qué se pueden usar. Pues es sencillo, no es un uso prolongado, pero para cosas puntuales: un examen de visión programado, para el carnet de conducir o para estar mono el día de tu boda. Eso sí, usándose con cabeza.

La típica noticia que os salta en facebook de "diagnostican un tumor al sacarle una foto con flash",  pues es cierto, aunque no hay que alarmarse si conviene ir a revisar los ojos si en las fotos descubres que un ojo refleja rojo y el otro no.

Niños hiperactivos o niños tranquilos. Sospechar de los diagnósticos de este tipo, está demostrad que en un porcentaje importante pueden ser problemas de visión, el niño que no para y no se entretiene con nada puede ser tranquilamente miope y no tener interés porque en realidad no llega a ver el mundo que le rodea, lo mismo pero a la inversa puede suceder con niños tranquilotes. Por echar un vistazo no va a pasar nada y te curas en salud.

No tengáis miedo a las gafas de sol en los pequeños, igual que nos ponemos crema, gorras, sombrillas, gorros y demás la vista necesita también tener sus cuidados con el sol y son las gafas la mejor opción.

Las nuevas tecnologías, ¿Sabías que los asiáticos son el colectivo con más miopía del mundo? me dirás ¿Qué tendrá esto que ver con los ojos de los peques? pues mucho porque quería apuntar a las nuevas tecnologías, las mismas que dejan ciegos a los japoneses y que afectan de forma perjudicial a los pequeños, ya nativos tecnológicos. Si se acostumbran a usar móviles o teléfonos continuamente se educa la vista de cerca y falla la de lejos, es decir, usos moderados y que los niños corran libres. ¿Entendido?

Para temas más peliagudos como tener que operar a un peque siempre hay que tener en cuenta seguir las indicaciones de los médicos, ponerte en manos de un buen especialista y que te de confianza y aceptar su criterio. Nadie quiere ver a sus hijos pasar por quirófano pero antes de que se convierta en un problema importante o que diezme la autoestima de un niño es valorable hacerlo. Además se tiene que tener en cuenta que el hospital elegido tenga una UVI pediátrica.

Así que ya sabéis , nada de hacerse los remolones que la vista es muy importante. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

INSTAGRAM

Publicidad

Lo mejor de lo mejor

Estoy en

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *