Después de muchas depiladoras tradicionales por fin me he decidido a dar el paso a comprar un sistema de depilación más duradero. Antes las opciones eran pasa por tratamientos bastante caros en clínicas pero de un tiempo a esta parte hay muchos aparatos que realmente permiten tener resultados desde la comodidad de casa que demás tienen un coste inferior. Yo me he decantado por una depiladora de luz pulsada de gama media/baja que tiene un coste bastante razonable y una vida útil que permite completar el tratamiento de todo el cuerpo, cara incluida. Si cómo yo estáis pensando en dar el paso os cuento un poco qué es la luz pulsada y cómo funciona este sistema de depilación. ¡Al lío!


Luz pulsada ¿Qué es?

En primer lugar hay muchos sistemas de depilación: laser, luz pulsada... En estos momentos las depiladoras permanentes más habituales son las de luz pulsada que también podéis encontrar con las siglas IPL (luz Pulsada Intensa). Lo que hace es romper el ciclo de crecimiento del cabello haciendo acción directamente en la raíz del mismo para destruir su capilar y que deje de salir para siempre. Para ello desprende una luz muy potente que se hace directamente sobre la piel y que se absorbe por la melanina de la piel (por eso es importante el color de tu piel para elegir el tratamiento) para llegar al tallo del vello. 

Qué hay en la caja

Os vamos a enseñar una depiladora básica cuyo precio es de menos de 100€ de venta en Amazon y que tiene una vida útil enorme. La duración de esta depiladora se mide en el número de flashes que tiene siendo 999.000 la máxima carga de un cartucho pero que permite llevar a cabo la depilación durante años. Se trata de la INNZA D26, por si queréis usarla de referencia. 

En las cajas suelen incluir la depiladora, el cargador (con adaptador europeo y americano) y, en casi todas una maquinilla para rasurar y unas gafas de protección. En este caso tenéis que tener en cuenta que además es importante que uséis el manual de instrucciones para elegir el tipo de depilación que más os conviene por el tipo de piel y el color del pelo a depilar. También incluye tablas de tiempo estimado para la depilación, consejos y limitaciones en su uso. 

Cómo se usa

Lo primero que debes saber es que el tratamiento es de larga duración. Por eso es necesario que contemples que hay que usarla mucho tiempo para tener el resultado esperado. Es uno de los motivos por los que podemos dedicar el invierno a prepararlo para que cuando llegue el verano no tengamos que preocuparnos de la depilación en todo el periodo estival. 

En este modelo concreto se permite el uso en cara y cuerpo. Ten en cuenta que al ser una luz potente recomiendan que se use solo en la parte inferior de la cara para no dañar los ojos. Es decir, desde la nariz hacia abajo lo que permite depilar el labio inferior, barbilla y cuello sin problema. 

No es posible depilar todos los tipos de vello. No es por esta máquina en concreto, otros tratamientos tampoco son útiles en estos mismos casos que son: 

  • Pieles muy oscuras o negras.
  • Vello muy rubio (incluido el albino)
  • Canas.

Así que si estás en alguno de estos casos debes saber que no es la solución que buscas. 

Los pasos para realizar al depilación son sencillos: 

1. Preparación.

Para este tipo de depilación es necesario que tenga formada la raíz así que no debes depilarte a la cera o con sistemas que arranquen el pelo de raíz. Deja crecer el pelo para rasurarlo con la maquinilla que viene en la depiladora o con otra que hayas comprado para tal efecto.

La piel debe estar limpia y seca para llevar a cabo el tratamiento.


2. Elige la zona a depilar. 

Según el cuadro de tiempos la cara y la axila con 1 minuto se pueden tratar. La línea del bikini necesita cerca de 4 minutos, brazos y piernas en torno a 8 y los muslos 14. Puedes depilar las partes que quieras. 

3. Procede al tratamiento

Debes colocar la depiladora en la zona en una posición de 90º directamente sobre la piel. Es decir, totalmente recta con la lampara apoyada en la zona. Recomiendan que hagas una prueba antes para ver si no hay reacciones adversas. El efecto es curioso. Sólo recibes un fogonazo de luz con un poco de calor, no debe llegar a quemar o molestar, si lo hace deja inmediatamente el tratamiento. Si en unas horas no hay reacción puedes continuar con la parte del cuerpo que quieras tratar. El flash se activará si mantienes pulsado el botón cada dos segundos que es ideal para el tratamiento de zonas grandes. No des más de un flash en cada zona, no es necesario y no tendrá más efecto. Continua con el tratamiento hasta terminar la zona.

4. Después de la depilación. 

No es conveniente usar cosméticos, evita el contacto con el alcohol o temperaturas caliente, tomar el sol o hacer ejercicio. No es aconsejable sudar o darse duchas uy calientes hasta que no pase un tiempo tras la depilación.

5. Efectos.

No vas a tener una depilación inmediata. Como comentamos es un efecto a largo plazo. Al romper el ciclo de crecimiento, si usas la depiladora una o dos veces por semana se espera que en la primera semana notes que el cabello crece más lento. En la tercera semana el pelo crecerá más fino. En la semana 5 ya podrás ver zonas que no tienen pelo, es el momento de aumentar la intensidad para acabar de perfilar el tratamiento. En torno a la semana 9 los resultados serán totalmente visibles y muchas personas ya han conseguido librarse del pelo de manera definitiva y sólo lo usan para pequeños retoques. 

Cuando acabemos el ciclo os contaremos algo más del resultado pero de momento la aplicación y el uso es muy sencillo y estoy encantada con la compra. Espero decir adiós a la depilación para siempre porque la vida útil de este tipo de máquinas es de 20 años así que ... ¡puede ser la última que compre jamás!

Enlace de compra en AMAZON.

0 Comentarios