En este terrible 2020 que no parece querer acabar y que promete seguir igual de intenso en 2021 hay muchas cosas que me he arrepentido, y mucho, de haber comprado. Otras que iba a comprar pero por suerte no me dio tiempo y algunas que jamás habría pensado que iba a tener y que han llegado a casa por Amazon directamente. Este es mi Top 8 de cosas que puedes haber comprado y no has estrenado .

1. Agenda

Yo soy una de esas personas maniáticas que tiene una agenda, un planificador semanal y un calendario en cada habitación. Lo necesito por mi salud mental y porque soy un desastre y si no lo apunto todo no me acuerdo de la mitad de las cosas y al final... pues pasa lo que pasa. los Reyes suelen traerme una agenda de formato grande que enseguida lleno de ideas, planes, post, cosas pendientes, cosas que hay que llevar al cole... Ese tipo de necesidades del primer mundo. 

Mi agenda está en blanco desde marzo. He apuntado un par de citas médicas y alguna cosa para desarrollar ideas de post pero a parte de eso nada. El vacío absoluto. Vamos, que en lugar de una agenda podía haber comprado un taco de post-its y el resultado había sido el mismo. 

2. Bono Parques

como buena amante de los vales descuento que soy compré el viernes negro el bono parques. La primera etapa no lo usamos porque estaba convaleciente de un problema de salud pero ¡Si nosotros cuando lo usamos es en primavera! Primavera mis co***es. Ahí está, muerto de risa y además con un mosqueo por la gestión de Parques Reunidos que me va a hacer replantearme la renovación para el futuro porque siento una mezcla de estafa y cabreo cada vez que lo veo en la cartera. 

3. Una escapada para primavera

O si me apuras para otoño. En casa siempre intentamos hacer una escapada bonita en familia por España en primavera, este año escapamos al Mercadona de la esquina. No celebramos la tonelada de cumpleaños de primavera porque estábamos muy encerrados pero es que la escapada de otoño también va a brillar por su ausencia. Por fortuna no nos dio tiempo a reservar nada pero ya estábamos mirando opciones ¡Ilusos!

4. Un bono de belleza

Porque este 2020 ha sido fundamental estar depilado, peinado o con el pelo perfecto... para las videoconferencias. Nos hemos vuelto en casa peluqueros profesionales y los pelanganos han crecido descontrolados en todas las partes del cuerpo de las mujeres y en las cabezas de los infantes. El mío era el quinto Beatle. 

5. Una báscula

Este objeto en la cuarentena ha sido desmotivador. Si la compraste antes sólo ha servido para sentirte mal con el universo y comprobar como esos 5 kilos de más han llegado para quedarse. No te engañes, como el resto has practicado sillónball a tope. 

6. La suscripción anual al gimnasio

Si lo has pagado por año natural enhorabuena. Puedes haber ido el mismo número de veces que lo hubieras hecho con él abierto pero al menos esta vez no ha sido tu culpa. Es el primer año que el propósito de año nuevo de ir al Gym no se ha traicionado sólo que has cambiado el gimnasio por el gin-tonic. 

7. Un traje para una celebración (que no se ha celebrado y que no te va a quedar ya bien)

Nada de comuniones, bodas y casi si me apuras entierros. Y los que ha habido en petit comité así que seguro que ese traje que pillaste en las rebajas con vistas a ponerlo en esa ocasión especial sigue intacto en el armario. Ya no te vale, puedes ponerlo en wallapop y recuperar la inversión cuando nos dejen salir de nuevo. 

8. Ropa para "cuando aldelgace"

Esto lo hacemos mucho en las rebajas. Como es mono y muy barato entra dentro del propósito adelgazar y coges una talla menos para animarte. Error. Este año funcionaba sólo al revés, Si cogiste algo grande enhorabuena, eres de los que apostaste a caballo ganador. 


¿Cuáles son las tuyas?

0 Comentarios