¿Quieres sorprender a los peques de la casa esta primavera? ¡Llévalos a algún sitio que no se esperen! Andorra, además de estar plagada de tesoros paisajísticos y entornos de ensueño, cuenta con una oferta cultural muy rica y variada. Desde actividades al aire libre como el parque de ocio Naturlandia, o deportivas, como una visita al Palau de Gel, hasta planes más relajados como pasar un finde en el spa de Caldea. Hoy os traemos una selección con las tres actividades que van a romperlo esta temporada en la zona, ¡esperamos que las disfrutéis!

Planes con niños en Andorra

    1. Naturlandia

Qué mejor lugar al que llevar a los niños en Andorra, que a Naturlandia, situado en plena montaña. ¡Tendréis el éxito asegurado! Este parque de ocio y naturaleza es el espacio perfecto para que los peques, y los no tan peques, correteen, salten y jueguen al aire libre. Y es que Naturlandia es un parque ideado para el disfrute de toda la familia. Cuenta con unas atracciones sencillas perfectamente planeadas para disfrutar del entorno: las tirolinas, los circuitos BBT, las camas elásticas, un circuito Tubby, Skytrail y el famoso Tobotronc. Además de todo esto, también podrás llevar a cabo otras actividades como paintball, montar vehículos a gasolina y realizar diversos circuitos por la montaña. Por supuesto, los niños tienen a su disposición atracciones creadas a su medida: el minitubby, karts a pedales, ponis para que los más pequeños den un paseo y talleres de naturaleza para aprender sobre tan bello paisaje.

    2. Caldea

Si lo que te apetece en vacaciones es desconectar y pasar unos días junto a tu familia en un entorno relajante y tranquilo, el balneario de Caldea es una gran opción. Niños y adultos disfrutarán de sus múltiples piscinas y actividades debido a que ofrece circuitos termolúdicos tanto para niños, como para mayores, parejas y grupos de amigos. Termolúdico y Likids son dos espacios del spa planteados para familias y niños. 

Caldea es uno de los centros lúdicos de aguas termales más conocidos de toda la península, y es que no es para menos. Situado en pleno núcleo urbano de Escaldes-Engordany, en Andorra, es fruto de una larga tradición del siglo XX en el que el uso de aguas termales era habitual. Este spa termolúdico cuenta con una gran laguna interior, otra exterior, varios jacuzzis elevados a diferentes presiones, baños indo-romanos e islandeses, saunas, salas de vaporización y todos los usos beneficiosos del agua que puedas imaginar. 

    3. Palau de Gel

Otro plan con el que conquistaréis a los peques de la casa es con el Palau de Gel de Canillo, la única pista de hielo olímpica de toda Andorra. Este espacio cuenta con 1.800 metros cuadrados y una capacidad para 1.500 espectadores. Está situado en pleno centro de Canillo, muy cerca de la estación de Grandvalira y a tan solo 15 minutos en coche de la capital.

En el Palau de Gel podrás encontrar desde una piscina cubierta, hasta un polideportivo o una sala polivalente con un escenario. Además, la organización del Palau también ofrece todo tipo de cursos, partidos de diversos deportes de invierno e, incluso, carreras de karting sobre hielo. Solo tenéis que escoger qué actividad se adapta mejor a lo que vais buscando, ¡y disfrutar!

1 Comentarios

  1. Yo perdí un pendiente de esos de bolita de oro en alguna de las piscinas de Caldea.... Si lo has encontrado, es mío 🤪

    ResponderEliminar