¿Qué buscas?

martes, 14 de julio de 2015

#Concilia13F la no conciliación en España

No soy de contar mis miserias en el blog. Hay muchas madres, y personas con problemas familiares, que han narrado sus no conciliaciones con finales felices - o no - en la red. Así que nunca ha sido mi prioridad hablar de mi situación laboral. Eso se lo cuento a mis amigos, que sufren los ataques de ira cada vez que no sólo mi empresa no respeta mi DERECHO a tener una jornada especifica si no que además acentúan más la inestabilidad sumando más horas de trabajo, haciéndome cubrir sábados y festivos y robándome mi DERECHO y mi tiempo por dos años y medio. Y la culpable soy yo, porque como muchas otras, la solución pasa por meterte en un juicio, ponerte a mal con todo el sistema, con la empresa, con tus jefes,... Y claro. De eso a dejar de conciliar para quedarte en casa obligada hay un paso.

Por eso me llama mucho la atención  que surjan movimientos como el #Concilia13F, un movimiento que al menos ya me ha dado el derecho a la pataleta, a gritar al mundo que hay que ser muy cateto para no darse cuenta de que su futuro está en las manos de las nuevas generaciones y por tanto en sus padres.

Hace unas semanas una chica de 30 años me dijo muy indignada que no "era justo" que las madres tuvieran derechos que ella no tenía, derechos como reducir su jornada laboral ( por supuesto cobrando la parte que les corresponde) o permisos por sus hijos. Ante semejante panorama en mi propia generación hay solo dos respuestas posibles, explicarles que su pensión dependerá de las nuevas generaciones, es decir de mi hijo. Así que siguiendo su altruista razonamiento ya puede tener ella su hijo para que le pague su pensión porque yo tengo el mío  y mi dinerito me cuesta. 

Me hace mucha gracia las críticas a la forma o el fondo del mensaje. Me hace gracia porque a fin de cuentas no me importa que se quiten la camiseta a lo Femen o asalten el congreso, lo que me importa es el resultado, el ver movimiento, el sentir que no soy sólo yo la que llega a casa cansada, que renuncia a comer y dormir por pasar tiempo con mi hijo. El que no sea una prioridad respetar los derechos mínimos de las personas, madres, padres, gente con dependientes a su cargo, con enfermos graves en la familia,... A fin de cuentas el derecho de todos en algún momento de nuestra vida porque nadie está libre de una larga enfermedad de sus padres o lo que es peor, de sus hijos. Así que incluso los solteros se deberían plantear que las conciliaciones no son solo para madres psicóticas que reivindican- que no es lo mismo que quejarse- un derecho universal por encima de sexos o de circunstancias personales.

Pero no, encima todavía hay ganas de cuestionar, de atacar y de fomentar una desunión que no favorece a nadie. ¿No te gusta el mensaje? Cámbialo, reescríbelo, reinterprétalo, ... Al final estamos en el mismo barco, o a lo mejor lo estaremos en un futuro. 

Mientras, yo, desde mi conciliación solicitada hace dos años y medio seguiré con mi derecho a pataleta, cediendo a mi empresa mi tiempo legítimo y gritando a todos los que me quieran dar voz. Porque efectivamente, el movimiento se demuestra andando y al menos parece que la rueda ha empezado a moverse en las redes sociales, que un trending topic no me va a devolver horas de sueño pero si la ilusión de saber que hay personas que se mueven por el mismo instinto que yo...

Felicidades y adelante.

Más info:
http://clubdemalasmadres.com/concilia13f/

3 comentarios:

  1. No puedo estar mas de acuerdo contigo. Tanto en el fondo como en la forma. Suscribo palabra por palabra lo que dices.

    Hay que hacer que el mensaje cale y llegue para empezar a promover el cambio. Pero lamentablemente, aun queda mucha gente miope que se dedica a sacar punta de todo y no quiere (o no puede, los hay que pobrecitos míos, no dan de si) y ven otras cosas donde no las hay... Que pena!

    Mientras, nos queda como dices el recurso de la pataleta, de quejarnos y por supuesto, de reivindicar. Que nos oigan al menos.

    Ahora voy a ver si doy de comer a mi pensión, digo... Al niño! ��

    ResponderEliminar
  2. Algo hay que hacer, sobre todo dejarnos de tanto criticar y de tanto bando y unirnos, porque la lucha es común, se mire por donde se mire, al final se trata de lo mismo.

    ResponderEliminar

INSTAGRAM

Publicidad

Lo mejor de lo mejor

Estoy en

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *